Miqdad: Intentos de EE.UU. por desestabilizar a Siria cayeron en saco roto

El enfado de EE.UU. reside en las grandes victorias del Ejército sirio en la lucha contra el terrorismo.

El vicecanciller sirio Faisal Miqdad.

Las acusaciones de EE.UU. acerca de que Siria usa armas químicas contra su población demuestran el enojo monumental de los occidentales, en especial, los estadounidenses, por las grandes victorias cosechadas por las fuerzas del Ejército sirio sobre grupos terroristas patrocinados por Washington.

El vicecanciller sirio, Faisal Miqdad, dijo que los estadounidenses están muy molestos al ver como sus intentonas de desestabilizar a Siria cayeron en saco roto.

Agregó que la causa de tal enfado reside en las grandes victorias del Ejército sirio en la lucha contra el terrorismo y más ahora que las tropas sirias junto a sus aliados han conseguido controlar más de la mitad de Ghouta Oriental.

Señaló que Washington es un enemigo de la democracia y la vida de las naciones, porque la Casa Blanca a fin de alcanzar sus objetivos imperiales no escatima esfuerzos para desestabilizar las zonas donde proyecta sus políticas hegemónicas.

Es tal el despropósito estadounidense, subrayó Miqdad, que mientras acusa a Damasco del supuesto uso de material químico, las unidades del Ejército de Siria descubren evidencias claras de la fabricación de armas químicas pertenecientes a los grupos armados apoyados por Washington en Ghouta Oriental.