“Cien años de soledad”: Una obra con medio siglo de existencia

Cien años de soledad, una creación impregnada por la magia y la realidad que ronda sus páginas, obra maestra de la literatura latinoamericana y universal, publicada por primera vez el 30 de mayo de 1967, arribó a sus 50 años.
"Cien años de soledad", publicada por primera vez el 30 de mayo de 1967, arribó a sus 50 años. Foto: Tomada de Internet
"Cien años de soledad", publicada por primera vez el 30 de mayo de 1967, arribó a sus 50 años. Foto: Tomada de Internet
“Pensar que un millón de personas pudieran leer algo escrito en la soledad de mi cuarto, con 28 letras del alfabeto y dos dedos como todo arsenal, parecería a todas luces una locura”, expresó Gabriel García Márquez.

“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo”.

En la actualidad "Cien años de soledad" es considerada uno de los nuevos clásicos de la literatura latinoamericana, tan importante que fue descrita por el escritor y diplomático mexicano Carlos Fuentes como El Quijote Latinoamericano.

“Según él mismo (Melquíades) le contó a José Arcadio Buendía mientras lo ayudaba a montar el laboratorio, la muerte lo seguía a todas partes, husmeándole los pantalones, pero sin decidirse a darle el zarpazo final”.

Esta creación cumbre del García Márquez ha sido traducida a 49 idiomas, el hebreo entre ellos, publicado por más de 100 editoriales y al menos 40 millones de copias han sido vendidas en todo el mundo.

La historia contada por el Gabo es un compendio de alegrías, tragedias e ilusiones de la familia Buendía en la entrañable Macondo. Es un drama que ha cautivado los corazones de personas de todos los países del mundo.

“Durante el día, derrumbándose de sueño, gozaba en secreto con los recuerdos de la noche anterior. Pero cuando ella (Pilar Ternera) entraba en la casa, alegre, indiferente, dicharachera, él (José Arcadio) no tenía que disimular su tensión, porque aquella mujer cuya risa explosiva espantaba a las palomas, no tenía nada que ver con el poder invisible que lo enseñaba a respirar hacia dentro y a controlar los golpes del corazón, y le había permitido entender por qué los hombres le tienen miedo a la muerte”.


Comentarios

Los puntos de vista y opiniones expresadas en los comentarios son las de los autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Al Mayadeen