La legendaria Cueva de Sangre del monte Qasiún (+FOTOS)

Al pie del monte Qasiún de Damasco, se encuentra una misteriosa cueva, roja como la sangre, escena del primer crimen de la humanidad entre Caín y Abel.

  • Desde el monte Qasiún se puede admirar la maravillosa vista panorámica de la ciudad de Damasco.

Un camino largo y desconocido

Al dejar el barrio de Mouhajrin y sus jardines, el visitante llega al pie del monte Qasiún para admirar la maravillosa vista panorámica que ofrece de toda la ciudad de Damasco. Luego aparecen los 640 escalones que le permitirán alcanzar la mezquita Al Arbaeen (cuarenta), a la cumbre del monte, famosa por sus 40 mihrabs y su cueva de sangre. Ni un ruido. Ninguna presencia.

Pocos son los que conocían de su existencia, y durante la guerra, su acceso estaba prohibido.

A medida que el visitante avanza, descubre un camino regular, completamente iluminado por la noche, pero muy intrigante por las cavernas que se ven a ambos lados.

Unos 40 minutos más tarde, se divisa una pequeña mezquita, de dos pisos y de color verde, empotrada en las rocas.

  • Una verdadera obra de arte en las rocas.

La cueva de sangre, testigo del primer crimen en la historia

La mezquita Al Arbaeen es un espacio misterioso, atrayente por sus numerosas versiones históricas, reales o ficticias, pero lo que se ve dentro es realmente obra divina.

Está compuesto de dos pisos, en el interior del primero, se hallan 40 mihrabs que representan a los 40 guardianes que protegen Damasco. Se cuenta que en este lugar rezaron Musa, Ayub, Lot e Ibrahim.

Y en el sótano, el visitante puede ver una cueva con color distinto del entorno, rojizo, color de la sangre de Abel, muerto.

Aquí fue donde Caín mató a Abel, y la montaña lloró por este crimen y sus lágrimas fluyeron, como dice la leyenda, y el agua goteó y sigue goteando hasta hoy en día en un frasco pequeño donde la gente viene y toma la bendición.

También, aunque el tiempo marcó su paso, el visitante puede discernir en la esquina, luz tenue, los dientes y la lengua de la montaña que abrió su boca ante este acto horroroso.

Una verdadera obra de arte en las rocas.

Y como dice el imán de la mezquita: "El público que viene pertenece a todas las confesiones. Porque antes de ser mezquita, este lugar fue un monasterio durante la época de los romanos y un ídolo pagano en la época de los arameos. Y se convirtió en una mezquita sólo en el siglo XVI con la construcción de la capilla del profeta Abel con sus 7 metros de largo. Por eso, aquí las plegarias tienen respuesta, y la gente reza profunda y tranquilamente, lejos del bullicio de la ciudad".

  • Un camino largo y desconocido que conduce a la cueva de sangre, testigo del primer crimen en la historia.

El Monte Qasiún es un cerro a cuyos pies está la ciudad de Damasco, en Siria. Con una altura de 1.151m, tiene fama por sus vistas panorámicas de toda la ciudad.

  • La legendaria cueva de sangre del monte Qasiún.
  • A medida que el visitante avanza, descubre un camino regular, completamente iluminado por la noche, pero muy intrigante.