Renacen las actividades culturales: “Café Brasil” de nuevo en Siria (+Fotos)

“Café Brasil” renace este año tras un largo periodo de interrupción durante la guerra. ¡Y que puede ser más amistoso y acogedor que el café, este producto típicamente brasileño, para crear encuentros y pasar un buen momento con los amigos!

"Café Brasil", estuvo interrumpido durante más de 8 años a causa de la guerra en Siria. Foto: Cortesía de la autora.
"Café Brasil", estuvo interrumpido durante más de 8 años a causa de la guerra en Siria. Foto: Cortesía de la autora.

Por iniciativa de Sra. Mercedes Susana Paglilla, esposa del embajador de Brasil en Siria, se decidió este año reactivar el grupo "Café Brasil", interrumpido durante más de 8 años a causa de la guerra en Siria; así como el "Diplomat Club" para reunir a las familias brasileras, las siro-brasileras, otros diplomáticos presentes en el país y sus amigos, y crear actividades útiles a esta Siria herida y destrozada.

El "Café Brasil" cuenta con una rica historia humanitaria, política y cultural.

Primeros objetivos: la actividad humanitaria

Era mi preocupación volver a reunir a este grupo y encontrar salidas a las situaciones desgraciadas", subraya Susana Paglilla, quien nos cuenta: "Éramos 5 para empezar, 5 señoras de algunos ejecutivos venidos de Brasil, y que viven aquí en Siria por el momento. Y pronto, éramos tan honradas al ver personas de Pakistán, Sudán, Argentina, Indonesia y Siria entrar con nosotras para acompañar nuestro trabajo bajo la bandera brasileña, atraídas por el espíritu humano, voluntario y acogedor que había en nuestro grupo”.

Contrario a lo uno piensa, hay muchas familias brasileras en Siria. Están en Damasco, Homs, Sweida, Tartus, Yabrud y Alepo; vienen a los eventos que tienen lugar una vez cada 2 meses, reúnen las ideas para realizar algunas actividades y campañas humanitarias, y enfocan los recursos y esfuerzos para lograr sus objetivos.

Ahora son casi 100, y tratan vincularse con otras asociaciones en Brasil, como Asociación Amistad Brasil.

Sobre su accionar refiere esposa del embajador de Brasil en Siria: “visitamos ONG, hospitales, huérfanos, y la lista está bien amplia, para juzgar sus necesidades, evaluar los que necesitan apoyo y de qué tipo de apoyo (ropa, libros, médicos, juguetes o dinero) para hacer después un plan de trabajo."

"También, realizamos actividades con ellos y vendemos sus trabajos manuales para animarlos. Sabe, nuestras reuniones son siempre motivo de alegría y de fiesta para hacerles olvidar un poco su cotidiano pesado", apuntó.


Actividad realizada por el grupo. Foto: @cafebrasil_siria
Actividad realizada por el grupo. Foto: @cafebrasil_siria

Logros y proyectos

En este ambiente amistoso y festivo, el grupo lanzó 2 proyectos hace 2 meses, uno en Damasco: para asegurar asistencia medica a la asociación Drop of milk, que cuida de los minusválidos. Y otro en Alepo: con unas ONG locales para la campaña de adopción escolar, así 12 niños fueron ayudados, venidos de 4 familias diferentes.

Por otro lado, y dentro de los mismos objetivos, la Sra. Paglilla se enfoca en los próximos proyecto, como el 23 de noviembre en Damasco, el gran evento del fin del año, el Bazar internacional y multicultural del “Diplomat Club”, que se prepara en el hotel Sheraton e incluye a muchas embajadas presentes en Siria, para representar sus productos locales, dar información sobre su país, hacer degustaciones y actividades culturales.

Es como un viaje a través del mundo.

Y en este caso los beneficios irán a 2 asociaciones, el orfanato de San Pablo y la asociación siria para niños de parálisis cerebral. Y como este evento era muy tradicional antes de la guerra entonces es una gran alegría y gran responsabilidad de relanzarlo hoy en día.


Los pequeños voluntarios. Foto: Tomada de la página en Facebook "Café Brasil-Síria"
Los pequeños voluntarios. Foto: Tomada de la página en Facebook "Café Brasil-Síria"

Construir a las personas

Detrás de todo este trabajo: una mujer. Diplomática y humana, la embajadora de “Café Brasil” y la presidenta del “Diplomat Club en Siria”, que está convencida de que hay siempre salidas posibles, humanitarias con los seres humanos.

Siempre hay salidas posibles con los seres humanos.

Con un doctorado en educación y un magister en neuropsicología y neurología clínica para la práctica médica primaria, la Sra. Mercedes, profesional y especialista del área humanista, hace gala de esa mirada doble que posee: una humanitaria y otra académica.

Yo me intereso mucho en los símbolos culturales, en la identidad cultural de un país; es un tema muy serio. Claro que somos un pequeño grupo, pero tratamos de ser eficaces, intentamos tener la tranquilidad, la sabiduría, la eficacia, la confianza y la rapidez", dice llena de amor y con mucha voluntad.

"Todo lo voy a cambiar, pero como, no basta la voluntad de los extranjeros, hay que consultar a los locales, ver su necesidad y construir a las personas. Y mi prioridad es congregar, reagrupar a los sirios y a los otros, gracias a mi papel diplomático. También en Brasil hay una comunidad siria muy grande, con una gran implicancia e influencia industrial y comercial, y los vínculos son muy estrechos entre las familias de aquí y de allí. ¡Entonces trato de facilitar los trámites! Es otra forma de lucha para construir y salvar Siria”, concluye.


Actividad en "Café Brasil". Foto: @cafebrasil_siria
Actividad en "Café Brasil". Foto: @cafebrasil_siria