El youtuber palestino más joven tiene tres años y habla de política (+Video)

A sus tres años, Ziad al-Fakhouri, es youtuber y habla de política. Se trata de un niño palestino que tiene un talento y un don único.
El canal "Ziad" busca transferir la realidad de la vida en Palestina.
El canal "Ziad" busca transferir la realidad de la vida en Palestina.

El niño palestino Ziad al-Fakhouri a sus tres años, no se parece a sus pares en edad, sino que es completamente diferente. El tan solo ponerse frente a la cámara para grabar los clips que muestra en su canal de "YouTube", evidencia un talento y un don único, así como una alta capacidad para repetir lo que escucha en el medio que le rodea, con sus gestos infantiles que agradan a sus seguidores.

La historia del niño, Ziad, inició comentando sobre acontecimientos que ocurren en su ciudad natal, a través de la red cibernética y sus derivados. Veía un videoclip en YouTube, y luego decía lo que se le quedaba pegado en su mente.

Su padre comentó a Al-Mayadeen: "perdí mi trabajo como fotógrafo de prensa debido al cierre del medio en el que estaba trabajando, hace cuatro meses, por parte de las fuerzas de ocupación israelí, y solo me quedé con el chaleco protector y el casco en casa, cosas que me hicieron pensar en filmar a mi hijo usando el atuendo del periodista y mostrarlo en mi cuenta personal de Facebook."

Al-Fakhouri , el padre de Ziad se puso a trabajar para crear un canal para su niño en YouTube, y fue bautizado como "Ziad tv", después de haber publicado un video a través de su cuenta de Facebook en la que habló sobre el cierre de los medios de prensa por parte de las autoridades de ocupación israelí.

El video filmado recibió millones de visitas y muestras de admiración.


La idea del padre, y el carisma del hijo, hacen del canal del pequeño un éxito en YouTube.
La idea del padre, y el carisma del hijo, hacen del canal del pequeño un éxito en YouTube.

"Comencé filmando  varias  ideas, y traté de centrarme en la vida cotidiana de los niños, como el juego, la higiene y el respeto por los padres, además de dar el tema palestino un gran espacio, y todo presentado por Ziad en una manera espontánea y atractiva ", expresó Al-Fakhouri , señalando que Ziad lo ayudó mucho en el éxito del trabajo, en su interacción, su rápida absorción y capacidad de memorizar.

Al-Fakhouri  llamó la atención a que los clips  presentados por su hijo  Ziad eran espontáneos en los que no se aplica rígidamente las reglas lingüísticas  y la gramática árabe, algo que lo acercó más a los seguidores  y logrando su admiración.

Un factor esencial de su éxito es que los temas que plantea en sus clips emanan del mismo pulso de la sociedad Palestina y de su realidad cotidiana.


Los videos de Ziad hablan sobre asuntos sociales y políticos de la Palestina Ocupada.
Los videos de Ziad hablan sobre asuntos sociales y políticos de la Palestina Ocupada.

El objetivo del canal de YouTube es transmitir la imagen de la vida en Palestina tal y como es
, los acontecimientos en sus distintos niveles, y el diario de los ciudadanos, así como para arrojar luz sobre las historias de los mártires y los prisioneros en las cárceles de la ocupación y para familiarizar y sensibilizar al mundo exterior con la vida cotidiana del pueblo palestino y la de sus niños en particular.

El niño Ziad pudo presentar más de 30 videoclips cortos  en no más de dos meses. Todos los clips fueron producidos dentro de su casa sin tener acceso a ningún estudio de grabación especial para él. Su padre le ayudó ya que domina el uso del software de montaje, y podía añadirle algunos efectos de sonido para atraer los seguidores a los clips de su pequeño.

El niño palestino, vive en la ciudad de Hebrón (Jalil), al extremo sur de la Cisjordania ocupada, donde los niños de esta ciudad son sometidos a repetidas agresiones por parte de las manadas de colonos, protegidas, estas últimas, por los soldados de la ocupación israelí, frente a los ojos y oídos todas las instancias internacionales que no les proporcionan los mismos derechos que el resto de los niños del mundo.