Desde el Museo de las Celebridades de Beirut: ¡Aquí se encuentran los “contrincantes” sin confrontación!

“El Museo de las Celebridades” en la zona de Zouk Mosbeh - Jeita - al norte de Beirut es el primero de su tipo en el mundo en cuanto a la idea y la calidad de sus estatuas hechas de “silicona”, donde algunas hablan… ¡y tal vez canten y se muevan!

La historia comenzó cuando los encargados del “Museo de las Celebridades” exhibieron el año dos mil una estatua folclórica, cuyo objetivo era la promoción de un complejo turístico acuático en el área del río al Kalb, la reacción de la gente fue tan imponente, que impulsó a los promotores de la idea a convertirlo en un museo que incluyera las personalidades del mundo más “controvertidas sin excluyendo la confrontación”.

La selección de la personalidad se realiza de acuerdo con el criterio de un comité que evalúa a las personalidades más controvertidas o aquellas que gozan del aprecio del público, y los encargados cuentan con un buzón de sugerencias en el que el visitante puede depositar los nombres de las personalidades que desea ver como estatuas.

Pero lo que en realidad distingue el museo es el uso de la “silicona” lo cual hizo que este sea comparable con los museos más importantes del mundo, como el Museo Griffin de Paris y el Museo de Madame Tussauds de Londres.


Movimientos auténticos…

Estatuas que a primera vista parecen ser reales, al ser idénticas a las características y detalles del cuerpo humano, lo que les da un toque de autenticidad, el cabello esta cuidadosamente implantado, el relieve de las arterias debajo de la piel parece normal, los ojos parecen naturales con los parpados y pestañas movibles… inclusive algunos gestos que tienen los famosos se personifican, por ejemplo el visitante puede notar el temblor que tenía el difunto presidente palestino Yasser Arafat en los labios en los últimos años de su vida antes de fallecer, así como nota el movimiento del pie del presidente del parlamento libanés Nabih Berri… y podría imaginarse un largo discurso que se prolongaría por horas del líder de la revolución cubana el difunto Fidel Castro.  

El “silicón” caracteriza a las personalidades del museo porque permite el movimiento de la estatua, ya que dentro de algunas existe un sistema computarizado completo programado por especialistas que laboran en el museo y que permite coordinar los movimientos.


¡Trump fija su mirada en Putin!

Supervisa la elaboración de estos modelos un equipo excepcional cuyas funciones y especialidades son variadas, algunos son ingenieros mecánicos especialistas, técnicos expertos y cosmetólogos…

El museo abrió sus puertas con la representación de veintidós personalidades libanesas, árabes e internacionales, y en la actualidad la cifra alcanza alrededor de sesenta personalidades distintas entre políticos, artistas, inventores, personalidades creativas, además de personalidades extraídas del libro Guinness de records.  

Al Mayadeen Net participó en la develación de la estatua del patriarca de Antioquía y Todo el Oriente, el Cardenal Mār Béchara Boutros al Raï, habíamos entrado a la sala donde se ubica, y hemos detallado el diseño de la magnífica estatua con su vestimenta autentica, adelantándonos a nuestros colegas en los medios de comunicación. 

¡También notamos la presencia de dos estatuas que acaban de llegar al museo una es del presidente estadounidense Donald Trump, quien fija su mirada en su homólogo ruso Vladimir Putin!

Aquí recordamos las palabras de uno de los funcionarios de la municipalidad de Zouk Mosbeh, quien dijo durante la ceremonia de develación de la estatua “aquí se encuentran los contendientes alejados de la controversia”.


Proyectos únicos a nivel internacional

Fundaron este museo los hermanos George, Michel y Pierre Maalouf de la aldea de Kafrkatra (Monte Líbano), quienes han realizado importantes proyectos para su país, y quienes habían decidido permanecer en el mismo a pesar de todas las dificultades y las crisis por las que había atravesado; este museo forma parte de una serie de proyectos turísticos destacados que ellos han desarrollado, y se considera el primero de su clase en el Medio Oriente y en el mundo.

En cuanto al mecanismo de su funcionamiento, el ingeniero Pierre Maalouf explica que “una sola estatua nos puede tomar un año para terminarla, porque la trabajamos y luego volvemos a revisar las pequeñas medidas y los diminutos detalles como el cabello, las cejas y la piel…  y si hay algún error lo corregimos”.

Pierre agregó: “primero elaboramos el molde y luego lo vaciamos, agregándole posteriormente la “silicona” para después proceder con el movimiento y la parte mecánica”, y continúa señalando “si observan la estatua de la actriz libanesa Magida al Roumi, la creerían humana porque utiliza mucho su cuerpo en la expresión”.

Por su parte dice su hermano Michel: “sin duda alguna nadie puede suplantar la creación de Dios, pero hay personas que quedan sorprendidos por la precisión de la obra y claman diciendo “es como si estuviera vivo” y se toman fotos al lado de la estatua con entusiasmo y ánimo”.

Sobre la estatua con la que más interactúa la gente agrega: “esto depende del país de procedencia de cada uno o según su afiliación política”, y continúa aclarando “visitan el museo ciudadano de nacionalidades árabes y extranjeras, ya que el turismo interno es débil”.


¿La próxima estatua?

El mayor de los hermanos George Maalouf señala que “el museo ha tenido una experiencia única con los estudiantes de las escuelas, porque cuando estos ven la estatua del inventor Thomas Edison, o del artista Leonardo da Vinci, o la estatua del pintor van Gogh y el científico Einstein…  o cualquiera de los científicos de los que han escuchado o han conocido a través de sus obras en la historia, estos interactúan con los mismos con mas entusiasmo, especialmente porque son personajes de los que habían oído hablar y fueron para ellos simplemente parte de la imaginación”.

En respuesta a nuestra pregunta, la de Al Mayadeen Net, dijo que “la administración del museo le solicitó al estado que incluyera el museo en el mapa turístico del Líbano y esto se logró”.

Después de intentar preguntar sobre la personalidad de la siguiente estatua, llegamos a la conclusión de que probablemente sea la del artista árabe sirio Duraid Lahham, más cuando nos enteramos de que “el expediente de la preparación de la estatua con la personificación de “Ghawar al Toushi” se encuentra listo”, según las palabras de uno de los fundadores del museo.