Insulina contra el glaucoma, detalles de un estudio en Canadá

La administración de insulina mediante gotas restaura la comunicación entre las neuronas y el funcionamiento de la retina, demuestra un estudio del Centro de Investigación del Hospital Universitario de Montreal, Canadá.

Pacientes con glaucoma podrían aliviar su mal de salud, dice estudio

La administración de insulina mediante gotas restaura la comunicación entre las neuronas y el funcionamiento de la retina, demuestra un estudio del Centro de Investigación del Hospital Universitario de Montreal, Canadá.

El equipo, liderado por la doctora Adriana Di Polo, descubrió que las neuronas en la retina tienen la capacidad de regenerar sus dendritas (las extensiones arbóreas de las células nerviosas) después de una lesión del nervio óptico.

Esta capacidad de regeneración era desconocida para la medicina, dice Di Polo al explicar que este nuevo conocimiento abre otros caminos terapéuticos para mejorar la visión de los pacientes con glaucoma, pero también para enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

“Nuestro estudio demuestra que la insulina, administrada por gotas oculares, estimula la regeneración de las dendritas y las sinapsis y restablece la comunicación entre las neuronas y la función de la retina. Este descubrimiento abre nuevas avenidas terapéuticas para mejorar la visión de los pacientes con glaucoma”, afirmó la científica.

El glaucoma es una afección del ojo que evoluciona gradualmente durante varios años y lo que hace es interrumpir el funcionamiento del nervio óptico que transmite señales al cerebro para ver.

Si bien sus causas siguen siendo misteriosas, el aumento de la presión en el ojo se considera uno de sus principales síntomas.

El estrechamiento gradual de la visión periférica es a menudo el primer síntoma de la enfermedad.

Hasta la fecha, la pérdida de visión debida al daño del nervio óptico se ha considerado un fenómeno irreversible debido a la rápida retracción de las dendritas.

Además, la investigación del glaucoma se había centrado principalmente en la protección y regeneración de los axones, las fibras conductoras de la información nerviosa, mientras que las dendritas habían sido ignoradas en gran medida.

El equipo de Montreal  está estudiando ahora la posibilidad de desarrollar un medicamento que imite a la insulina reproduciendo su efecto regenerador.

La insulina tiene baja toxicidad en humanos, y dado que es un fármaco ya aprobado por Salud Canada, el tratamiento podría ser objeto de un protocolo de investigación en humanos más rápidamente que en otros ensayos clínicos.

Entre los factores de riesgo para desarrollar el glaucoma están ser mayor de 40 años; antecedentes familiares de la enfermedad; presión intraocular anormalmente alta; ascendencia africana, asiática o hispana; diabetes; miopía; uso frecuente o prolongado de esteroides o cortisona y lesión.

Hasta 67 millones de personas sufren de glaucoma en todo el mundo. Más de 400 canadienses la padecen.

De acuerdo con los reportes, el glaucoma es la segunda causa de ceguera en América del Norte.

Los resultados de la investigación se publicaron en la prestigiosa revista científica británica Brain en la Universidad de Oxford.