Si no eres celíaco…¿Por qué comes sin gluten?

Comer sin gluten solo porque es una moda alimenticia puede traer más efectos adversos en tu salud qué factor promotores de ésta, contar con un diagnóstico claro es decisivo para eliminar el gluten de dieta.

Cuando una persona es diagnosticada de celiaquía significa que presenta intolerancia al gluten

La Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD) advierte de que suprimir el gluten sin saber si se es celíaco o no “es un error” por dos razones: Puede causar efectos secundarios en el organismo de personas sanas y puede contribuir a que haya más casos de difícil diagnóstico.

Esta Sociedad española detalla que 15% de los casos de celiaquía son formas atípicas difíciles de detectar que llegan  a tardar entre 2 y 3 años en recibir ese diagnóstico, frente a los 2 o 3 meses de los casos típicos.

Cuando una persona es diagnosticada de celiaquía significa que presenta intolerancia al gluten, la proteína de las harinas de cereales como trigo, centeno, avena o cebada.

Si la persona celiaca consume estos cereales sufre una reacción en el intestino que presentará molestias.

Las formas típicas de celiaquía se caracterizan por síntomas digestivos como diarrea, dolor abdominal, hinchazón después de comer, náuseas y vómitos, astenia, pérdida de peso.

Las formas atípicas pueden dar síntomas no digestivos como anemia ferropénica crónica, alteraciones menstruales, abortos de repetición, trastornos de coagulación e incluso trastornos psiquíatricos, señala la SEPD en un comunicado.

La intolerancia al gluten se produce en personas predispuestas genéticamente.

“Aún no se conoce bien el mecanismo por el cual algunas personas con este condicionante genético se vuelven celíacas en un determinado momento de su vida . Es como si se pulsara un interruptor de la luz. Lo que está claro es que esta enfermedad es universal y tiene un tratamiento muy eficaz que es la exclusión completa y definitiva del gluten de la dieta”, indica el doctor Francesc Casellas experto de la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD) y coordinador de la Unidad de Crohn-colitis del Hospital Universitari del Vall d’Hebron de Barcelona, según la agencia EFE.