Balance trágico de ola de calor en Quebec, Canadá: 50 muertos en una semana

Un lamentable balance de 50 fallecidos provocó la ola de calor extremo y humedad que por varios días impactó a la provincia canadiense de Quebec, confirmó el Ministerio de Salud Pública al actualizar este viernes las cifras

Las altas temperaturas afectaron a Quebec, Canadá

Un lamentable balance de 50 fallecidos provocó la ola de calor extremo y humedad que por varios días impactó a la provincia canadiense de Quebec, confirmó el Ministerio de Salud Pública al actualizar este viernes las cifras.

Al mismo tiempo se conoció que el centro y este del país reciben un “respiro” por temperaturas más frescas, después de casi una semana con reportes superiores, muchas veces, a los 40 grados centígrados.

Si bien el clima agobiante también afectó a la provincia de Ontario y zonas del Atlántico canadiense, no se reportaron allí pérdidas de vidas humanas.

Montreal, la mayor urbe de Quebec, se convirtió, en 2002, en una de las primeras ciudades de América del Norte en adoptar un plan de respuesta a este tipo de situaciones y pese a ello ocho años más tarde el calor ocasionó un centenar de muertes.

La alcaldesa, Valérie Plante, y las autoridades sanitarias instaron a las personas a que vigilasen a los vecinos y seres queridos, porque quienes corren más riesgo suelen ser los que viven solos.

El miércoles el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, expresó sus condolencias a los familiares de víctimas fatales de la inclemencia meteorológica, en un mensaje en la red social Twitter.

Escribió que sus pensamientos “están con los seres queridos de aquellos que han muerto en Quebec durante esta ola de calor”.

El periódico canadiense The Globe and Mail recordó que en los últimos tiempos no escapan al mundo olas de calor “asesinas”. En Francia, cerca de 15 mil personas -gran parte de ellas aisladas y ancianos- perdieron la vida en 2003 por esa causa.

Distintas regiones del hemisferio norte del planeta han estado expuestas a una onda de calor extremo desde finales de junio.  Las temperaturas en los últimos siete días batieron varios récords meteorológicos acumulados en décadas de monitoreo.

Entre los países afectados además de Canadá, destacan Armenia, Azerbaiyán, Estados Unidos, Irlanda, Omán, Reino Unido y Rusia.