Irán: Medida de Trump contra siete países musulmanes es un insulto al mundo del Islam

Irán calificó de "insulto al mundo de Islam" la decisión de Trump de impedir la entrada en Estados Unidos a ciudadanos de 7 ‎países musulmanes y aplicará la reciprocidad.‎
Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Islámica de Irán en Teherán, capital persa. Foto: Tomada de Google
Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Islámica de Irán en Teherán, capital persa. Foto: Tomada de Google
Así respondió la Cancillería iraní -en un comunicado- al decreto suscrito por el presidente estadounidense, Donald Trump, para prohibir la entrada a EE.UU. de ciudadanos de siete países musulmanes: Siria, Libia, Yemen, Somalia, Irán, Irak y Sudán, y advirtió que Irán, pese a distinguir entre el Gobierno de EE.UU. y la nación, ejecutará el principio de reciprocidad.

“Esa decisión del Gobierno de Estados Unidos es un claro insulto al mundo del Islam, en particular, a la gran nación iraní. Y pese a que justifican la medida como parte de la lucha contra el terrorismo y con el fin de preservar la seguridad del pueblo estadounidense, la misma se inscribirá en la historia como un gran regalo a los extremistas y a sus patrocinadores”, señaló el texto.

Dicha medida, precisó el comunicado, abona el terreno para el takfirismo, en una coyuntura en que la comunidad internacional necesita del diálogo y de la cooperación para enfrentar la violencia y el extremismo. Y, de hecho, la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) ha aceptado la propuesta de Irán a la ONU sobre un mundo libre violencia, propuesta conocida como 'El mundo contra la violencia y el extremismo'.

Según la Cancillería iraní, la acción imprudente de Trump hace caso omiso de los informes de la Inteligencia estadounidense sobre los apoyos de Washington y de sus aliados regionales a los grupos terroristas que operan en el Medio Oriente, entre ellos, Daesh.

El documento agregó que la medida racista demuestra que las antiguas alegaciones de Washington sobre su amistad con el pueblo iraní son falsas, también muestran el odio de todos los gobiernos de EE.UU. a los iraníes: un pueblo que siempre ha estado en contra de la violencia y el extremismo.

El texto subraya que la decisión de la Casa Blanca también contraviene el derecho internacional, pero dado que Teherán y Washington no tienen relaciones bilaterales, no podrá influir en cómo actúa la República Islámica.

Por último, insistió en que cualquier medida discriminatoria contra los ciudadanos iraníes es ilegal.