Rusia: Rechazo de la OPAQ a propuesta ruso-iraní sobre Idleb era previsible

La votación de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas en contra de la propuesta de Rusia e Irán sobre la investigación del supuesto ataque químico en la provincia siria de Idleb, era previsible, declaró el director del Departamento de No Proliferación y Control de Armas de la Cancillería rusa, Mijail Ulianov.
Sede de la OPAQ. Foto: AP
Sede de la OPAQ. Foto: AP
"A decir verdad, nosotros esperábamos justamente ese resultado, teniendo el cuenta la manera en la que nuestros socios occidentales se comportaron el miércoles en la sesión reanudada del Consejo Ejecutivo de la OPAQ", dijo Uliánov a Sputnik.

Según el representante del Ministerio ruso de Exteriores, la única conclusión es que el principal objetivo de los colegas de Occidente es "impedir una investigación competente en toda regla porque podría destapar una verdad extremadamente desagradable para ellos".

Este jueves Rusia y Irán propusieron a la organización un nuevo proyecto para llevar a cabo una investigación a fondo sobre lo ocurrido en Idleb, y también en la base aérea Shayrat, atacada por EE.UU., para encontrar restos de armas químicas, utilizadas, según Washington, en los bombardeos de las fuerzas gubernamentales.

No obstante, los directivos de la OPAQ votaron en contra de la iniciativa.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, dijo que Moscú ve el incidente con el presunto ataque químico en el sirio Khan Cheikhoun como una provocación dirigida a socavar el alto el fuego y el proceso político en el país.

Añadió que hace poco más de un año que todas las reservas de sustancias tóxicas en Siria fueron destruidas, algo que fue confirmado entonces por la OPAQ.

Según Lavrov, "los socios de EE.UU. por alguna razón hablan en los últimos días que Rusia es el garante del desarme químico en Siria como si EE.UU. no tuviera ninguna relación al respecto".

"Recuerdo que en respuesta a la disposición de Siria para unirse a la Convención sobre las Armas Químicas y destruir todos los agentes tóxicos fueron Rusia y Estados Unidos que tomaron la iniciativa para organizar este proceso bajo los auspicios de la OPAQ y el pleno apoyo de la ONU", señaló el diplomático ruso.