¿Cuál es el vínculo entre el acuerdo de evacuación de Fauaa-Kefraya y los príncipes qataríes en Irak?

Un avión de Qatar enviado para recoger a 26 miembros secuestrados de la familia gobernante de Doha se mantuvo en Bagdad por cuarto días, mientras un acuerdo regional que vincula su liberación a la evacuación de cuatro ciudades sirias se reanudó a principios de esta semana.
Evacuación de civiles en Siria. Foto: Tomada de Google
Evacuación de civiles en Siria. Foto: Tomada de Google
Según un artículo publicad en The Guardian, el avión, que las autoridades iraquíes sospechan que transportaba millones de dólares, llegó el sábado antes de la esperada liberación del grupo, que luego fue estancada por el bombardeo -el mismo día- a un convoy que transportaba a residentes de dos ciudades chiitas en el norte de Siria, Fauaa y Kefraya.

El ataque suicida mató a 126 personas e hirió a casi 300 más en una de los ataques más letales de la guerra siria, complicando aún más los 16 meses de negociaciones que fueron suscritas por Irán y Qatar e involucró a cuatro de las milicias más poderosas de la región.

Funcionarios de Qatar llegaron el sábado a la capital iraquí con grandes bolsas que se negaron a permitir su revisión. Altos funcionarios iraquíes dijeron que creían que las bolsas llevaban millones de dólares en dinero de rescate, que se pagarían a la milicia iraquí que tenía la realeza, Keta'eb Hizbulah, y dos grupos sirios que habían acordado asegurar la parte chiita del intercambio, Al-Qaeda inspiró a Hayat Tahrir al-Sham y al grupo islamista Ahrar al-Sham.

Dos ciudades sunitas cerca de Damasco, Madaya y Zabadani, también están siendo evacuadas a las áreas controladas por los rebeldes en un intercambio coreográfico que los líderes de la oposición siria dicen tienen claras implicaciones para la demografía del país. Decenas de residentes fueron trasladados de las cuatro ciudades el lunes, mientras el acuerdo se reanudaba.

Como reveló The Guardian el sábado, el plan ha sumergido a algunos de los jugadores más prominentes del Medio Oriente, exponiendo su apoyo a milicias poderosas, y la influencia que esos mismos poderes ejercen sobre los débiles gobiernos centrales en Bagdad, Damasco y Beirut.

El régimen sirio no ha desempeñado ningún papel en las negociaciones, y las autoridades de Bagdad dijeron en repetidas ocasiones que no sabían quién estaba reteniendo a los qataríes. A medida que su liberación se ha acercó, no se ha mostrado interés en enfrentar a los secuestradores.

Irán había sido el principal impulsor de la primera fase de un plan para evacuar a 50 mil chiitas de Fauaa y Kefraya, y sus funcionarios habían negociado directamente con los líderes de Ahrar al-Sham. Las milicias respaldadas por Irán han sido fundamentales para la defensa de los dos pueblos chiítas, que habían sido sitiados por grupos terroristas durante gran parte de los últimos cuatro años.

Las conversaciones se habían estancado, sin embargo, hasta que por el destino de la familia real qatarí -muchos de ellos de la tribu Al-Thani de la que forma parte la familia del emir- entraron en negociaciones en noviembre. Ellos estaban detrás de una partida de caza que fue capturada en el sur de Irak por un convoy de hasta 100 hombres en diciembre de 2015, y su paradero permaneció desconocido hasta noviembre pasado.

Desde entonces, se ha dado un renovado impulso al llamado acuerdo de cuatro ciudades. Hizbulah de El Líbano, que está entre los más poderosos partidarios del régimen sirio, y Ahrar al-Sham firmaron un memorando a principios de este mes que fue garantizado por Qatar. Al mismo tiempo, la milicia iraquí que tenía a los miembros de la realeza trasladó a sus cautivos a Bagdad en preparación para uno de los más sensibles - y políticamente cargados - intercambios de rehenes en la historia reciente de la región.

Fuentes cercanas a las negociaciones dicen que el ataque suicida retrasó el proceso, pero no lo descarrió por completo. Un alto funcionario iraquí, familiarizado con las discusiones, dijo que los rehenes probablemente serán entregados luego que todos los que quieran dejar Fauaa y Kefraya hayan podido hacerlo. Se esperaba que su liberación fuera escalonada a medida que avanzaba el plan.

Hasta 30 combatientes de Ahrar al-Sham y Hayat Tahrir al-Sham murieron en la explosión suicida del sábado. Las investigaciones preliminares sugieren que el coche que transportaba la bomba había sido expulsado de las cercanas localidades de la oposición. Una teoría avanzada en los círculos de oposición es que el ataque fue llevado a cabo por una facción que había perdido la promesa de pago.

Un residente de Fauaa dijo que los miembros de su familia probablemente serían llevados a un suburbio de Homs en los próximos días, pero que su destino final aún no estaba claro. Algunos residentes dijeron que esperaban terminar cerca de Madaya y Zabadani, o en los suburbios occidentales de Damasco.

Comentarios

Los puntos de vista y opiniones expresadas en los comentarios son las de los autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Al Mayadeen