Más de dos mil 600 cadáveres bajo los escombros de Mosul

Más de dos mil 600 cadáveres de civiles fueron encontrados bajo los escombros de de la ciudad iraquí de Mosul, durante las operaciones de recuperación del centro urbano ocupado hasta julio último por el Estado Islámico o Daesh.
Bajo los escombros de Mosul, más de dos mil 600 cadáveres. Foto Archivo
Bajo los escombros de Mosul, más de dos mil 600 cadáveres. Foto Archivo
El director interino del Departamento de Salud de la provincia de Nínive, el médico Laith Habbaba, declaró que esa cifra solo se refiere a la parte occidental de la ciudad, por lo que el número puede incrementarse.

Sanear Mosul devolverá parte de la tranquilidad a sus residentes, propiciando el regreso de quienes la abandonaron.


Sin embargo sigue siendo un peligro potencial la existencia de bombas sin detonar o minas colocadas por los terroristas, aspecto que ralentiza la faena.

Un estimado de la Defensa Civil de Iraq predijo que bajo los escombros de Mosul podía haber más de tres mil cadáveres.


La ciudad retornó a manos de las fuerzas iraquíes en julio último después de ocho meses de cruentos combates con la participación del Ejército y las voluntarias Unidades de Movilización Popular, así como el apoyo de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, cuyos bombardeos también causaron numerosas muertes de civiles.

Más de 100 mil personas abandonaron sus hogares en la localidad iraquí de Hawija

La barbarie del Estado Islámico o Daesh y los bombardeos de una coalición liderada por Estados Unidos, obligaron a más de 100 mil personas a abandonar sus hogares de la localidad iraquí de Hawija, precisó hoy una organización humanitaria.

El Observatorio de Derechos Humanos de Iraq indicó que de agosto de 2016 al corriente septiembre, poco más de 100 mil civiles se desplazaron desde allí hacia Kirkuk o sus alrededores.

Los residentes, según un comunicado de ese organismo, huyeron por las violaciones del Estado Islámico y los ataques aéreos de la coalición internacional dirigidos contra zonas residenciales.


Hawija y otras regiones vecinas se convirtieron en bastiones del grupo terrorista en agosto de 2014 cuando incluso proclamaron el Califato Islámico de Siria e Iraq.

Los extremistas ejecutaron a decenas de miles de personas y sembraron el terror en la población de la zona y se teme que los que queden en el centro urbano sean utilizados como escudos humanos por unos dos mil irregulares aun en beligerancia.