Piñera: ¿Favorito para ocupar el Palacio de La Moneda?

El equipo de campaña del ex mandatario Sebastián Piñera se muestra exultante, mientras que el resto de los candidatos presidenciales en Chile tiene aún la esperanza de una segunda vuelta.
En los sondeos más recientes, Piñera cuenta con las simpatías del 44,4% de los votantes. Foto: Tomada de Google
En los sondeos más recientes, Piñera cuenta con las simpatías del 44,4% de los votantes. Foto: Tomada de Google
Según el reporte de Prensa Latina, los comicios también parlamentarios serán el próximo domingo. Nadie a estas alturas se pregunta si el hombre de negocios conservador logrará incluirse en la cima en el conteo de las boletas. El punto es si arrasará.

La fuente afirma que el fraccionamiento de la fuerzas de centroizquierda facilitaron la labor de Piñera, quien también desarrolló una campaña sistemática y elaborada quizás al día siguiente de entregar el Palacio de La Moneda a Michelle Bachelet.

Para imponerse en primera vuelta, cualquier aspirante necesita el 50% más uno, cota vista como lejana de acuerdo con analistas locales, que se basan en la tradición chilena. Sin embargo, las encuestas se antojan amenazantes.

En los sondeos más recientes, Piñera cuenta con las simpatías del 44,4%, escoltado por el senador independiente Alejandro Guillier con un 19,7%, quien tiene el respaldo de parte de la coalición gubernamental Nueva Mayoría.


La escisión de la centroizquierda es tal, que el intercambio de ataques fue asimismo notorio en estas filas. Desde Beatriz Sánchez (Frente Amplio) con un 8,5%, hasta Marco Enriquez Ominami, en una hipotética franja del 6%.


Del mismo lado pero tampoco alineado, el Partido Democristiano lleva a la senadora Carolina Goic a los sufragios, con pocas posibilidades de acceder y más bien consagrada a no perder el protagonismo de una organización bisagra en el ruedo político.

La baja de Sánchez y el ascenso moderado y sin tiempo de Enríquez Ominami, le dan a Guillier todas las opciones para seguir a Piñera.

Guillier necesitaría en especial del Frente Amplio y de la Democracia Cristiana. En ninguno de los casos, hay señales de que esto vaya a suceder abiertamente.

Según Prensa Latina, el abstencionismo será la espada de Damocles en las elecciones. Los pronósticos más optimistas apuntan a una participación entre 6 y 6,8 millones del total de 14 millones habilitados para ejercer el derecho a sufragio.


Tampoco han funcionado ciertos llamados de la izquierda a unirse contra Piñera y ni siquiera el esperado pronunciamiento del ex mandatario Ricardo Lagos ofreció pistas. Este se limitó a pedir a los chilenos a ir a votar el domingo por el candidato que les ofrezca el mejor programa de gobierno.

Dañado al no contar con las simpatías para salir aspirante, como tenía previsto, Lagos no hizo guiños ni a Goic ni a Guillier, los dos más cercanos a sus postulados.