Presidencia libanesa: 48 horas antes del movimiento externo para rescatar a Hariri

El presidente libanés, Michel Aoun, ha continuado sus contactos internos y externos para garantizar el regreso del primer ministro Saad Hariri a su país, especialmente después de la noticia de que la familia del premier ha sido detenida y no se le permite comunicarse con el mundo exterior.
El presidente libanés, general Michel Aoun. Foto: Tomada de Google
El presidente libanés, general Michel Aoun. Foto: Tomada de Google
Aoun dijo que el embajador kuwaití le comunicó que su país apoya los esfuerzos de El Líbano por superar la delicada situación y acentuó la posición en favor de la soberanía y la independencia del país de los cedros.

En el mismo contexto, el patriarca maronita Mar Beshara al-Ra'i se reunió el martes con el rey saudita Salman bin Abdul Aziz y el príncipe heredero Mohammed bin Salman durante su visita a Riad.

La reunión más importante fue con el primer ministro Hariri, que permaneció alejado de los medios.

Los observadores en Beirut confirmaron que "El Líbano está convencido de que su jefe de gobierno, que se vio obligado a anunciar su dimisión de Riad, pasa su segunda semana en Arabia Saudita cautivo".

Añadieron que las demandas de Riad son imposibles y que Hariri no puede cumplir u obligar a otros a proporcionar, más notablemente, el cese del apoyo de algunos partidos libaneses a Yemen y su gente en la guerra con la coalición saudita.


El canciller francés, Jean-Yves Le Drian. Foto: Tomada de Google
El canciller francés, Jean-Yves Le Drian. Foto: Tomada de Google
El Líbano espera que culmine visita de Le Drian a Riad para determinar su posición oficial

El gobierno libanés está prestando atención a la visita del ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian a Riad esta semana para discutir el tema del retorno de Hariri. 

Trascendió que El Líbano establecerá su posición oficial, ya sea a través de un mensaje dirigido a los libaneses y al mundo, o por medio de directivas a sus misiones diplomáticas en el exterior para moverse dentro del plan que la presidencia pondrá para restaurar al primer ministro, antes de la reunión de cancilleres de la Liga Árabe el próximo domingo en El Cairo.


Gebran Bassil, canciller libanés. Foto: Tomada de Google
Gebran Bassil, canciller libanés. Foto: Tomada de Google
Bassil: El Líbano sigue lidiando con Arabia Saudita en el marco de las relaciones bilaterales fraternales

El canciller libanés, Gebran Bassil, continuó su gira de trabajo, iniciada en Bruselas. Posteriormente viajará a  París para reunirse con el presidente francés, Emmanuel  Macaron, antes de trasladarse a Moscú.

Bassil anunció que "El Líbano sigue lidiando con el problema de Arabia Saudita en el marco de las relaciones fraternales bilaterales, y que la gira que realiza es para alertar al Reino de que lo que sucede es inaceptable.

El ministro hizo hincapié en que cualquier amenaza a El Líbano o cualquier tipo de sanciones, no afectará solo a los libaneses que residen en el país, pues existen dos millones de refugiados y personas desplazadas libanesas, que se convertirán en un problema no solo para El Líbano, sino también para Europa.

También señaló que "el regreso de Hariri a Beirut será una prueba de su libertad.

Subrayó que lo que está sucediendo con el Primer Ministro es un mal precedente en las relaciones diplomáticas,  que no pueden aceptar los países democráticos en el mundo.

Añadió que en el caso Hariri, la fecha crucial será el 22 de noviembre, cuando se celebre el aniversario 74 de la independencia libanesa. Manifestó su esperanza de que Hariri participe en la reactivación del evento nacional.