Al Mayadeen brinda detalles sobre la reunión Macron-Bin Salman

La visita del presidente francés, Emmanuel Macron, a Riad no estaba programada en su agenda. Durante varios meses, el hombre ha estado esperando que Arabia Saudita fije una fecha para una visita de protocolo al ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, en preparación para la visita del mandatario.
Encuentro entre Macron y Bin Salman.
Encuentro entre Macron y Bin Salman.
La razón es que Arabia Saudita está muy enojada con París por muchas razones, la más importante es la insistencia francesa en no interferir con el acuerdo nuclear con Irán, y la recepción del presidente francés por parte del emir de Qatar Tamim bin Hamad Al-Thani en el momento álgido de la crisis de Qatar con varias naciones del Golfo.

Pero la crisis en torno al primer ministro libanés, Saad Hariri, empujó a Macron a eludir el protocolo y ponerse en contacto con las autoridades sauditas, mientras que en los Emiratos Árabes Unidos, la visita no fue más de dos horas, y esto hizo que Macron omitiera el protocolo y se contactara con las autoridades de Riad.

La atmósfera -según el círculo estrecho de Macron- no fue "cordial" entre los lados francés y saudita. Expertos concluyeron que la la visita había "profundizado la brecha" entre París y Riad, y que las posiciones eran diferentes en cuestiones de política exterior en el Medio Oriente, particularmente en Yemen y El Líbano.

Sobre la crisis libanesa, Macron informó al Príncipe Saudita que "El Líbano es muy importante para Francia, y la estabilidad es un tema clave que debe preservarse". 

Agregó que El Líbano es "un país frágil en el equilibrio interno, y la crisis de Siria ha aumentado en su fragilidad, y el aumentó mucho más la tensión con la renuncia del primer ministro Hariri.


Macron, frente a Bin Salman, adoptó la posición de estar al lado del presidente libanés, Michel Aoun, en términos de las preocupaciones de El Líbano sobre la ausencia de Hariri, y reiteró que París está convencido acerca de la posición de Aoun de no aceptar la renuncia de la forma en que ocurrió, y que es mejor renunciar, si se quiere, pero dentro de las leyes de El Líbano.

Asimismo, el Presidente francés aseguró al príncipe heredero saudita que "El Líbano debe salir del círculo de crisis en la zona y ser totalmente inmune a ella".

Por otro lado, los medios de comunicación, que están cerca de Arabia Saudita, han tratado de sugerir que la postura francesa limita la interferencia en los asuntos yemenitas de Irán únicamente.

La nueva posición francesa sobre el misil balístico, es que "París no tiene ningún elemento o indicio de que Irán haya disparado el misil".


Con respecto al acuerdo nuclear, la posición pública francesa de insistir en mantener ese acuerdo, ha sido reiterada. El presidente francés le dijo a Bin Salman que Francia separa el acuerdo nuclear y los misiles balísticos iraníes, y el papel de Irán en la región. Estos dos elementos "deberían discutirse con Teherán lejos del acuerdo nuclear", apuntó.


Según la información obtenida por Al-Mayadeen, las respuestas sauditas se centraron en la posición del Presidente francés sobre el dossier iraní desde el punto de vista de la revisión del acuerdo nuclear iraní.

Sobre esta base, el Presidente francés reiteró en su evaluación que "no hay retorno del acuerdo nuclear con Irán, y que las cuestiones de los misiles balísticos y el papel regional iraní están siendo examinadas por el dossier nuclear".

El encuentro entre los dos hombres finalizó con un acuerdo sobre la visita del ministro de Relaciones Exteriores de Francia a Riyad el próximo jueves, pero los asesores de Macron no dieron una respuesta clara sobre si Le Drian recibiría a Hariri en Riad o no.

El corresponsal de Al-Mayadeen en Francia citó al Ministerio de Relaciones Exteriores galo, señalando que París consideraba que Hariri no habia renunciado realmente y reveló que el Príncipe Heredero no cumplió con la petición del presidente francés de reunirse con Hariri durante su gira por el Golfo.

Las fuentes del Elíseo, por su parte, comentaron sobre la entrevista de Hariri desde Riad. La vieron  como un montón de señales positivas, pero el comportamiento de Raid está "borroso y cambiando rápidamente", después que Macron se puso en contacto con el Secretario General de la ONU para acordar una iniciativa intrnacional oara resolver la crisis de Hariri.