General Haftar expulsa a Daesh de su último bastión en el norte de Libia

El Ejército libio, bajo el mando del general Jalifa Haftar, tomo el último bastión de los terroristas de Daesh en el barrio de Sidi Ejribish, en Bengasi, informó el sitio Akhbar Libia.
El Ejército libio logró liberar el barrio de Sidi Ejribish, en Bengasi.
El Ejército libio logró liberar el barrio de Sidi Ejribish, en Bengasi.
En julio, Haftar logró apoderarse de Sirte, la capital autoproclamada del Daesh en Libia.

Tras la caída del dirigente libio, Muammar Gadafi, el general Jalifa Haftar tomó el control del Este del país, que permanece dividido. 

Libia cuenta ahora con dos gobiernos, dos parlamentos y dos ejércitos. El Parlamento de Tobruk es apoyado por el Ejército Nacional Libio del general Haftar, que está respaldado por Egipto.

En Trípoli, la capital, está situado el Gobierno de Unión Nacional, reconocido por la mayor parte de la comunidad internacional, y dirigido por Fayez al Sarray.

Sin embargo, Haftar anunció el fin de la validez del acuerdo político libio suscrito el 17 de diciembre de 2015 en Sjirat (Marruecos).

“Con la llegada del 17 de diciembre de 2017, el acuerdo político expira, de tal manera que todas las instancias que emanan de él expiran también automáticamente”, dijo Haftar, citado por Fars News.

El acuerdo de Sjirat, bajo la égida de la ONU, preveía la formación del Gobierno de Unidad Nacional por un mandato de un año renovable una sola vez. Haftar nunca reconoció a ese gobierno.