Seguridad iraní arresta a principales organizadores de disturbios

Las fuerzas de seguridad de Irán detuvieron a los principales organizadores y alborotadores de los recientes disturbios en algunas ciudades, informó la Policía persa.
Participantes en una protesta por el alza de precios en de la capital iraní, Teherán.
Participantes en una protesta por el alza de precios en de la capital iraní, Teherán.
El general Said Montazer al-Mahdi, portavoz policial iraní, dijo que los detenidos se encuentran ahora a disposición judicial, para después señalar que han sido puestos en libertad los “elementos engañados” y condenar a los “principales culpables y saboteadores”.

“Las personas y los manifestantes que tenían demandas legítimas fueron separados, en el mínimo tiempo posible, de los organizadores, mientras que los que dirigían (los disturbios) y los alborotadores fueron identificados y arrestados”, subrayó.

También señaló que cerca de 20 personas han perdido la vida como consecuencia del caos desatado, entre ellas un agente de policía. Además, un padre y su hijo murieron en la ciudad occidental de Dorud después que los alborotadores empujaran un camión de bomberos contra una multitud.

Los muertos se produjeron la semana pasada después de que algunos elementos en el interior de la nación persa, en coordinación con alborotadores extranjeros, convirtieran las manifestaciones contra la situación económica del país en actos violentos, destruyendo propiedades públicas y profanando los símbolos nacionales y religiosos.

No obstante, poco después, las fuerzas de seguridad iraníes calmaron con prudencia la situación, y el pueblo persa dejó de lado sus protestas antieconómicas y salió a expresar su apoyo a la Revolución Islámica.

Hasta el momento, las autoridades han identificado a ciertos elementos extranjeros que incitaron el caos, además de dar con un grupo afiliado a la Inteligencia de EE.UU., el régimen israelí y Arabia Saudita, que conspiraba contra el país.

Por otro lado, se informó que miles de iraníes realizan por quinto día consecutivo movilizaciones para renovar su apoyo al Gobierno y reafirmar su lealtad a la Revolución Islámica, además de condenar los actos vandálicos que han afectado a ciertas partes de Irán.

Los manifestantes han tomado este domingo las calles de diversas ciudades para rechazar los actos de violencia y los disturbios de grupos de agitadores auspiciados, según las autoridades iraníes, desde el extranjero.

Coreando consignas contra los enemigos y quienes orquestaron los actos de sabotaje, los ciudadanos han puesto de relieve su total respaldo al líder de la Revolución Islámica de Irán, ayatolah Sayyed Ali Khamenei, y han condenado rotundamente la injerencia foránea en los asuntos internos del país.