54 países africanos exigen a Trump se retracte y disculpe por insulto racista y xenófobo

Cincuenta y cuatro países africanos condenaron al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ‎por llamar ‘agujeros de mierda’ a las naciones africanas, así como a Haití y a El ‎Salvador, y exigen al inquilino de la Casa Blanca que se retracte y se disculpe por su ‎insulto.‎
Los 54 países, tras solicitar la “retractación y disculpas” de Trump, dieron las gracias a los estadounidenses “de todos los ámbitos de la vida que han condenado los comentarios” del presidente republicano.
Los 54 países, tras solicitar la “retractación y disculpas” de Trump, dieron las gracias a los estadounidenses “de todos los ámbitos de la vida que han condenado los comentarios” del presidente republicano.
El grupo de embajadores de países africanos ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dijo en un  comunicado que está “preocupado por la continua y creciente tendencia del Gobierno de Estados Unidos a denigrar a África y a los descendientes africanos”.

En el texto, publicado este sábado por la exembajadora de EE.UU. ante las Naciones Unidas Samantha Power en su cuenta de Twitter, el citado grupo se mostró “extremadamente consternado” y condenó “con firmeza los comentarios indignantes, racistas y xenófobos del presidente de Estados Unidos ampliamente divulgados por los medios”.

Los 54 países, tras solicitar la “retractación y disculpas” de Trump, dieron las gracias a los estadounidenses “de todos los ámbitos de la vida que han condenado los comentarios” del presidente republicano.

Tras cuatro horas de discusiones, el grupo aprobó por unanimidad la resolución. “Por una vez, todos estamos en la misma página”, destacó un embajador africano a la agencia francesa de noticias AFP.

Además mostraron en el comunicado su solidaridad con las naciones de El Salvador y Haití que fueron denigradas del mismo modo.

Frente a este escándalo mundial, el presidente estadounidense negó dos veces a través de Twitter sus declaraciones. No obstante el senador demócrata Dick Durbin, que estuvo presente en el encuentro, lo corroboró.