La solidaridad entre los pueblos es la respuesta a las ofensas del mandatario estadounidense

El imperialismo norteamericano muestra, a través de la cúpula de poder, sus tendencias racistas y fascistas en su forma de tratar con los países del mundo y con sus pueblos, señaló en una declaración la Asociación de Solidaridad Árabe – Latinoamericana “José Martí” con sede en Beirut.
Los términos utilizados por Trump para referirse a las naciones mencionadas son ofensivos contra la dignidad y la humanidad de los pueblos.
Los términos utilizados por Trump para referirse a las naciones mencionadas son ofensivos contra la dignidad y la humanidad de los pueblos.
De acuerdo con la ONG, no es de extrañar la postura de un mandatario que fue capaz de regalar lo que no posee a quien no le toca, al declarar la ciudad de Jerusalén como capital del estado de Israel, por tanto repudia el lenguaje racista y los insultos del primer mandatario estadounidense, Donald Trump, hacia Haití, El Salvador y países africanos.

Asimismo, señaló que los términos utilizados por Trump para referirse a las naciones mencionadas son ofensivos contra la dignidad y la humanidad de los pueblos, especialmente hacia los pueblos de África y América Latina, y representan la visión del "hombre blanco" y del capitalismo salvaje desde la perspectiva de su "superioridad" y de sus intereses transnacionales en una sola dirección, hacia más hegemonía y saqueo de las riquezas y recursos de los pueblos, sustrayendo su voluntad política y atentando contra su soberanía nacional.

La declaración enfatiza los problemas y dificultades que sufren los países y pueblos de América Latina y África, los cuales  comenzaron  con las guerras de exterminio y los crímenes de la esclavitud, como consecuencia de la dominación colonial y de la agresividad del imperialismo y la instalación de dictaduras militares fascistas y de elites corruptas en dichos países para mantener el control y perpetuar la hegemonía y proseguir el saqueo. 

La Asociación de Solidaridad Árabe – Latinoamericana  “José Martí”, sus miembros y activistas, comprometidos con la solidaridad entre los pueblos,  consideran que nuestras naciones y sus pueblos y fuerzas progresistas y movimientos de liberación nacional, así como de la sociedad civil, especialmente en África y América Latina, han abierto ya su camino hacia la libertad. 

"Estos pueblos que se han enfrentado al fascismo, al racismo, y a la política de proliferar la  ignorancia  y el empobrecimiento, nada les impedirán seguir defendiendo sus intereses y avanzando hacia más progreso, mucho menos estas declaraciones tan repudiadas internacionalmente", apuntó la ONG.

Finalmente la Asociación concluyó que la solidaridad entre los pueblos y la defensa de su dignidad, libertad, soberanía y humanidad es la respuesta a las ofensas del mandatario estadounidense.