Netanyahu llama a arreglar el acuerdo nuclear de Irán

En una conversación telefónica entre el primer ministro del régimen israelí, Benjamín Netanyahu y su homólogo francés, Emmanuel Macron, el primero dijo que un cambio en el acuerdo nuclear iraní permitiría que siga en pie, mientras el segundo enfatizó la necesidad de preservar dicho pacto.
El premier israelí señaló que las naciones del mundo deben condenar los intentos de Irán de adquirir armamento nuclear, el desarrollo de misiles balísticos, el apoyo al terrorismo y la represión los ciudadanos.
El premier israelí señaló que las naciones del mundo deben condenar los intentos de Irán de adquirir armamento nuclear, el desarrollo de misiles balísticos, el apoyo al terrorismo y la represión los ciudadanos.
“Las declaraciones de Trump deben tomarse en serio, y si queremos mantener el acuerdo con Irán, debe arreglarse”, dijo Netanyahu.

El premier israelí señaló que las naciones del mundo deben condenar los intentos de Irán de adquirir armamento nuclear, el desarrollo de misiles balísticos, el apoyo al terrorismo y la represión los ciudadanos.

Netanyahu hizo este llamado mientras las autoridades persas han denunciado de que EE.UU. busca aprovecharse de las recientes protestas por reclamos económicos en Irán para socavar el acuerdo nuclear.

A su vez, conforme a un comunicado del Elíseo, Francia defendió el acuerdo nuclear de Irán. 

Macron habló de la importancia de preservar el acuerdo nuclear de Irán, y la necesidad de que todas las partes en el acuerdo respeten los compromisos que asumieron”, indica el texto sobre la conversación con Netanyahu.

El contacto telefónico entre Netanyahu y Macron se produjo después de que el mandatario francés transmitiera el jueves a Trump la importancia de que todos los signatarios respeten el acuerdo nuclear, suscrito entre Irán y el Grupo 5+1.

El viernes, Trump prolongó la suspensión de los embargos impuestos a Irán a causa de su programa nuclear e instó a sus socios europeos a renegociar el acuerdo nuclear para incluir nuevas exigencias, entre ellas relacionar los programas relativos a la industria nuclear y de misiles de largo alcance.

Amenazó también a Teherán con retirarse del pacto nuclear si los países europeos no aceptaran renegociarlo para superar, a su juicio, sus “desastrosas fallas”.

En respuesta, Irán rechazó la pretensión de Estados Unidos de modificar el acuerdo nuclear y asegura que no hará nada más sino lo que se especifica en el acuerdo y no aceptará alteraciones del mismo.