Noticias - Política

Las medidas unilaterales constituyen una violación de la Carta de las Naciones Unidas y se enmarcan en la sistemática campaña de agresiones "del régimen supremacista de Donald Trump contra Venezuela" y las mismas carecen de base legal alguna.

Nasrallah descarta que Israel iniciara una guerra contra Hizbullah en El Líbano, porque tanto Tel Aviv como Washington sabían claramente que Hizbullah tenía potencial suficiente para responder a cualquier agresión israelí.

Al hacer uso de la palabra en la reunión de la Organización de Cooperación Islámica (OCI) en Estambul Rouhani criticó la reciente masacre de palestinos en Gaza a manos del Ejército israelí y la reubicación de la embajada de EE.UU. en Jerusalén y planteó una serie de propuestas sobre cómo poner el fin a tales políticas hostiles.

Según reportes castrenses, las aeronaves sobrevolaron este sábado el sur de El Líbano, en particular las periferias de la ciudad de Marjeyoun, antes de dirigirse hacia la frontera con Siria.

El representante permanente adjunto de Siria ante Naciones Unidas y organizaciones internacionales en Ginebra, Suiza, Tawfiq Abu Galon, expresó que el asesinato deliberado desde marzo pasado de un centenar de palestinos y miles de heridos a manos de las fuerzas de ocupación del estado sionista testimonia la brutalidad israelí contra el pacífico pueblo.

Las localidades de Kefraya y al Foua están asediadas desde hace tres años por los grupos terroristas, y miles de civiles- en su mayoría mujeres y niños- viven una situación humanitaria trágica.

Venezuela, en su condición de presidente del movimiento, expresó el más enérgico rechazo ante esas genocidas acciones, cometidas contra el heroico pueblo palestino, que protesta dignamente, ante la acción ilegal, unilateral y arbitraria del Gobierno estadounidense de transferir su embajada ante el Gobierno de Israel a la ciudad de Jerusalén.

Las fuerzas galas abandonarán su base militar en la ciudad de Manbij, en el norte de la provincia septentrional de Alepo, y se establecerán en la nueva base en Raqqa.

Le siguió la alianza al Fath, liderada por Hadi al-Ameri, con 47, y después se ubica la alianza de victoria/ Al Naser, dirigida por el primer ministro Haidar Al Abadi, que obtuvo 42 asientos parlamentarios.