Más de 160 indígenas asesinados en Colombia desde Acuerdo de Paz

En lo que va de este Gobierno (poco más de un año) han sido ultimados 102 dirigentes nativos, lo que reafirma que sigue el genocidio en el país, subrayó Luis Fernando Arias, consejero mayor de la ONIC.

Más de 160 indígenas asesinados en Colombia desde el Acuerdo de Paz
La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) señaló hoy que 167 líderes aborígenes fueron asesinados desde la firma en 2016 del Acuerdo de Paz entre el Estado y la guerrilla FARC-EP.
 
En lo que va de este Gobierno (poco más de un año) han sido ultimados 102 dirigentes nativos, lo que reafirma que sigue el genocidio en el país, subrayó Luis Fernando Arias, consejero mayor de la ONIC.

Arias llamó al Ejecutivo nacional a tomar las medidas encaminadas a cumplir con el Acuerdo de Paz negociado en La Habana entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). 


El Gobierno (de Iván) Duque no puede pasar a la historia como el que recibió el país con un Acuerdo de Paz y entregar un país nuevamente envuelto en la guerra, en la confrontación, en la sangre como lo hemos vivido en los últimos días en regiones como el Norte del Cauca, Chocó, Nariño, Bajo Antioqueño y otras regiones del país, remarcó.

También instó a un gran acuerdo de carácter nacional, entre todas las fuerzas sociales, políticas y económicas que permita ponerle fin a la guerra y avanzar en la consolidación de la paz total y definitiva para todos los colombianos.

La ONIC declaró hace varias semanas emergencia humanitaria por la muerte de nativos desde la firma del Acuerdo entre el Estado y la exguerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo.

Nos vemos en la obligación ética y política de declarar la situación de emergencia humanitaria, social y económica en todos los pueblos indígenas de este país, informó en conferencia de prensa.

Bajo tales condiciones, hoy está previsto en el Senado un debate de control político al Gobierno "por la grave crisis humanitaria que viven los pueblos indígenas debido a la presencia de actores armados en sus territorios y la situación de orden público en el norte del Cauca" (oeste).

"La sesión tiene como finalidad buscar respuesta del Ejecutivo sobre la difícil situación que viven las comunidades indígenas, en cuanto a la operación de organizaciones criminales dedicados al narcotráfico que, disfrazados de disidentes de las (extintas) FARC-EP, pretenden imponer control armado sobre el territorio", expresó Roy Barreras, presidente de la Comisión de Paz del Senado.

Hemos evidenciado la presencia de grupos armados ilegales en los territorios que están realizando asesinatos a líderes, pero también confinamiento o desplazamiento forzado, detalló el congresista Feliciano Valencia, del Movimiento Alternativa Indígena y Social.