Michael Kozak, un diplomático de línea dura, subsecretario de Estado para América Latina

Kozak, quien se desempeñaba como responsable de derechos humanos del Departamento de Estado, es un diplomático de trayectoria y con amplio conocimiento sobre Latinoamérica, ya que entre 1996 y 1999 fue jefe de la entonces Sección de Intereses de Washington en La Habana, Cuba; y estuvo vinculado a intromisiones norteamericanas en temas de Nicaragua, Chile, Panamá y Haití.

Michael Kozak, nuevo Subsecretario de Estado para América Latina
Michael Kozak, nuevo Subsecretario de Estado para América Latina

La subsecretaría de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, vacante desde el 8 de agosto cuando la diplomática Kimberly Breier renunció, pasa a manos de Michael Kozak, un diplomático de línea dura, que no teme en usar la fuerza para conseguir aquellos objetivos que su país estima “nobles”. 

Su designación ocurre 24 horas después de que el presidente Donald Trump declarara vía Twitter que despidió a John Bolton como asesor de Seguridad Nacional por descuerdos en sus políticas Cuba y Venezuela.

Kozak, quien se desempeñaba como responsable de derechos humanos del Departamento de Estado, es un diplomático de trayectoria y con amplio conocimiento sobre Latinoamérica, ya que entre 1996 y 1999 fue jefe de la entonces Sección de Intereses de Washington en La Habana, Cuba; y estuvo vinculado a intromisiones norteamericanas en temas de Nicaragua, Chile, Panamá y Haití.

Las reacciones en las redes sociales no se hicieron esperar, algunos lo califican de “decidido” y “sin miedo a usar la fuerza”.

Morgan Ortagus, vocera del Departamento de Estado de EE.UU., señaló que "el embajador Kozak es un experimentado defensor de los valores estadounidenses y de los derechos humanos, con un profundo conocimiento de la región".

Y afirmó que su gestión "continuará promoviendo la restauración de la democracia para el pueblo de Venezuela"; lo que constituye una alusión directa a la injerencia de Washington en los asuntos internos del país sudamericano.

Ayer, Trump reiteró su política hostil hacia Cuba y Venezuela, marcada por agresivas medidas contra ambos países.

El jefe de la Casa Blanca expresó -tras el despido de su asesor de Seguridad Nacional- que sus puntos de vista sobre Venezuela y, especialmente, sobre Cuba, eran mucho más fuertes que los de John Bolton. "¡Él me estaba frenando!", escribió en su cuenta personal de la red social Twitter.

Así, el gobernante respondió a un tuit del senador republicano Marco Rubio, el miembro del Congreso que más presiona para la adopción de acciones agresivas contra ambas naciones.