El Líbano: Protestas por cuarto día consecutivo, ciudadanos abrumados por problemas económicos

Las acciones de desobediencia civil tomaron grandes áreas de El Líbano, donde hubo bloqueo de carreteras  en más de una ciudad, sin registrar enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

Las manifestaciones en el Líbano continúan por cuarto día consecutivo contra el deterioro de las condiciones de vida y en  rechazo a las políticas económicas del gobierno.

Las acciones de desobediencia civil tomaron grandes áreas de El Líbano, donde hubo bloqueo de carreteras  en más de una ciudad, sin registrar enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

 

Los participantes en las protestas exigieron la construcción de un nuevo país, destacando que el pueblo libanés está muriendo lentamente debido a las políticas fiscales.

La Federación de Sindicatos de Trabajadores y Empleados (FENASOL) llamó a una huelga general y una manifestación "por el derecho a una vida digna", pidiendo "la recuperación de los fondos saqueados, detener el despilfarro y juzgar  a las personas corruptas". También rechazó los impuestos a los pobres.

Por su parte, el  secretario  general del partido comunista libanés, Hanna Gharib, dijo a Al-Mayadeen que su organzación llama a una huelga para rechazar el documento reformista, y enfatizó que los movimientos  de hoy se realizan lejos de las alineaciones sectarias.

Al respecto, la dimisión de los ministros de las Fuerzas Libanesas del gobierno no repercutió en los manifestantes, mientras que el jefe del Partido Socialista Progresista del Líbano, el exdiputado Walid Jumblatt, negó informaciones  sobre la solicitud de los ministros de su partido de  dimitir del gobierno. También rechazó reportes sobre su intención de viajar.

El presidente libanés, Michel Aoun, dijo el sábado que habría una "solución tranquilizadora a la crisis", cuando trascendió el acuerdo sobre un documento de rescate reformista que no incluye ningún impuesto o nuevas tasas.

Las protestas arrancaron a principios de octubre com consecuencia de la crisis económica y después de una caída de la moneda local por primera vez en las últimas dos décadas, recordó EuropaPress.

El descontento se arrastraba ya desde julio, cuando el Parlamento aprobó un presupuesto de austeridad para hacer frente al déficit.

NOTICIAS RELACIONADAS 

A la sombra de manifestaciones, vándalos aprovechan para destruir centros comerciales en El Líbano

El Líbano, protestas