Brasil: Defensa pide libertad inmediata de expresidente Lula tras decisión del Supremo

El expresidente (2003-2010), de 74 años, cumple en Curitiba una pena de ocho años y 10 meses de prisión por lavado de dinero y corrupción pasiva en el caso de un departamento, en el marco del caso Lava Jato, sobre lo cual se ha declarado inocente.

La defensa del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva pidió este viernes formalmente su inmediata puesta en libertad, después de que la víspera el Supremo Tribunal Federal (STF) decidiese que es inconstitucional la prisión de una persona en segunda instancia.

El juicio concluido por "el STF refuerza que el expresidente Lula ha sido encarcelado durante 579 días (hasta ayer) injustamente y de manera incompatible con la ley (...) y la Constitución de la República (...), como siempre hemos dicho", indica una nota de los abogados Cristiano Zanin Martins y Valeska Texeira, quienes forman parte de la defensa del exsindicalista.

"Esperamos que la ejecución de la pena pueda expedirse de inmediato porque no hay razón para esperar otro trámite", dijo Zanin a la prensa.

 

Zanin se reunió previamente esta mañana con el líder del Partido de los Trabajadores (PT) en la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba, en el estado de Paraná, en el sur de Brasil, donde se encuentra preso desde abril de 2018.

El expresidente (2003-2010), de 74 años, cumple en Curitiba una pena de ocho años y 10 meses de prisión por lavado de dinero y corrupción pasiva en el caso de un departamento, en el marco del caso Lava Jato, sobre lo cual se ha declarado inocente.

Después del fallo podría salir de la cárcel y esperar en libertad los resultados de los recursos que presentó su defensa en el Supremo y el Tribunal Superior de Justicia. Al pronunciarse la máxima corte a favor de las garantías constitucionales, otros cuatro mil 895 presos, con derecho a apelar, pueden ser puestos en libertad.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

Justicia de Brasil abrió la puerta para la libertad de expresidente Lula

Justicia de Brasil abrió la puerta para la libertad de expresidente Lula