Rusia: Irán sigue sin violar régimen de no proliferación nuclear

"Desde el punto de vista de la no proliferación, lo que Irán hizo, incluso en el marco de las últimas actividades de la llamada cuarta etapa, no afecta el cumplimiento de sus propios compromisos", afirmó el subdirector de Seguridad y Desarme del Ministerio Exteriores de Rusia, Oleg Rozhkov.

Rusia considera que Irán no viola régimen de no proliferación nuclear.
Rusia considera que Irán no viola régimen de no proliferación nuclear.

Irán sigue sin violar el régimen de no proliferación pese a su último recorte de los compromisos nucleares, afirmó el subdirector de Seguridad y Desarme del Ministerio Exteriores de Rusia, Oleg Rozhkov.

"Desde el punto de vista de la no proliferación, lo que Irán hizo, incluso en el marco de las últimas actividades de la llamada cuarta etapa, no afecta el cumplimiento de sus propios compromisos", indicó el diplomático.

Rozhkov destacó que las obligaciones adquiridas por Teherán dentro del Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), "superan en magnitud y escala" a las que Irán tiene de acuerdo con el tratado de no proliferación y del acuerdo de salvaguardas del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

"Todas las acciones emprendidas por Irán, de una forma u otra, se mantienen bajo el control del OIEA, los inspectores estarán en aquellas instalaciones donde reanudan el trabajo las centrifugadoras de gas, por lo que todo puede ser controlado y resulta verificable", aseguró el representante de la Cancillería rusa.

A su vez, la portavoz de la diplomacia rusa, María Zajarova, tachó de "destructiva y miope" la confrontación que libra Estados Unidos con Irán.

"El rumbo tomado por EEUU hacia una confrontación con Irán es destructivo y, si preguntamos ¿por qué?, porque es simplemente miope. Sin la participación de Teherán es imposible construir un sistema fuerte de seguridad regional en Medio Oriente, ni estabilizar la situación en Siria, Irak y Afganistán", señaló la diplomática.

Según Zajarova, si Estados Unidos no hubiera socavado el acuerdo nuclear, Irán no habría reducido sus obligaciones.

"Acaban de comenzar el suministro de gas a las centrífugas en las instalaciones de Fordo. Esto no habría sucedido de Estados no renunciar al acuerdo nuclear y la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU y, en consecuencia, si las partes europeas del acuerdo hubieran cumplido sus promesas", advirtió.

En 2015, el Grupo 5+1 (China, EE.UU., Francia, el Reino Unido y Rusia más Alemania) y Teherán lograron firmar el PAIC. Dicho documento contemplaba una serie de limitaciones al programa nuclear iraní para excluir su dimensión militar, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

En mayo de 2018, EE.UU. rompió el pacto y empezó a imponer sanciones contra Irán con el argumento de que ese país seguía desarrollando armas nucleares.

En mayo de 2019, un año después de la retirada de Washington del pacto, Irán comenzó a recortar gradualmente el cumplimiento de sus compromisos nucleares ante la falta de avance del resto de países signatarios con el objetivo de contrarrestar las restricciones norteamericanas.

El 6 de noviembre, Teherán puso en marcha las centrifugadoras en la planta de Fordo para enriquecer uranio, en lo que supone un cuarto paso en la reducción progresiva de sus compromisos nucleares.


LE RECOMENDAMOS LEER

Pompeo advierte en Berlín sobre las presuntas amenazas que representan Rusia, China e Irán