Senadora opositora Jeanine Añez se autoproclama presidenta de Bolivia

Añaez, oriunda de la región amazónica de Beni, fue electa en 2010 por el partido Plan Progreso para Bolivia-Convergencia Nacional, principal oposición en ese momento.

  • Senadora opositora Jeanine Añez se autoproclama presidenta de Bolivia

La senadora opositora Jeanine Añez se autoproclamó este martes como presidenta de Bolivia pasando por encima a la propia constitución, ya destrozada por el golpe de Estado del 10 de noviembre, y sin diputados de la bancada mayoritaria, ni quórum.

Jeanie Áñez deberá convocar nuevos comicios en un plazo de 90 días.

Dicen que lloró al hablar sobre la posibilidad de asumir la presidencia de Bolivia tras la asonada que obligó a renunciar al mandatario constitucional del país Evo Morales y al resto de las principales autoridades de la nación suramericana.

Añaez, oriunda de la región amazónica de Beni, fue electa en 2010 por el partido Plan Progreso para Bolivia-Convergencia Nacional, principal oposición en ese momento.

Antes, entre 2006 y 2008, se desempeñó como asambleísta constituyente para la redacción de la nueva carta constitucional. Fue miembro en la Asamblea Constituyente de la comisión de organización y estructura del nuevo estado.

“Si hay acompañamiento, voy a asumir”, dijo al ser consultada, pero durante la jornada se precipitaron los acontecimientos porque los diputados del MAS (Movimiento Al Socialismo), partido de Evo que tiene dos tercios en el Legislativo no acudieron a la convocatoria parlamentaria, por lo tanto el procedimiento se realizó sin la asistencia requerida.

La oposición aprovechó la situación tanto en la Cámara como en el Senado y crearon las condiciones para forzar la sucesión, con la cual se institucionaliza el golpe.
Añaez había pedido a los militares salir a las calles para controlar a los “vándalos”. En una breve alocución desde el balcón de la antigua sede de gobierno, el Palacio Quemado, en La Paz, exhibió credenciales como la nueva Presidenta.

De acuerdo con la autoproclamada, su misión será realizar en breve plazo elecciones. Antes había dicho que “la población grita para que el próximo 22 de enero tengamos un nuevo presidente. Vamos a hacer todo lo posible para cumplir ese calendario”.


La recibieron solo casi un centenar de periodistas allí congregados, porque no hubo aplusos ni aglomeración popular.
De inmediato, el expresidente denunció desde su cuenta en Twitter, ante la “comunidad internacional que el acto de autoproclamación de una senadora como presidenta viola la CPE (Constitución Política del Estado) de Bolivia y normas internas de la Asamblea Legislativa”.