Salida de EE.UU. de OTAN aumenta vulnerabilidad de (Israel), sostiene ex embajador Shapiro

De acuerdo con el ex embajador estadounidense en Tel Aviv, Daniel Shapiro, el triunfo de sacar a Estados Unidos de la OTAN aumenta la vulnerabilidad de (Israel) justo cuando las amenazas a su seguridad se están intensificando.

  • Una retirada de EE.UU. de la OTAN resulta una seria preocupación para alto mando militar israelí.

“Lo más peligroso que Trump puede hacer hasta ahora, y sus terribles repercusiones en (Israel) es: retirarse de la OTAN”, dijo hace un tiempo Daniel B. Shapiro, ex embajador de Estados Unidos en Tel Aviv durante la administración Obama, en un artículo que por estos días reproduce la prensa israelí.

De acuerdo con Shapiro, el triunfo de sacar a Estados Unidos de la OTAN aumenta la vulnerabilidad de (Israel) justo cuando las amenazas a su seguridad se están intensificando.

“Netanyahu debe usar toda su influencia para disuadir a Trump de seguir adelante, enfatizó el ex embajador.

Asimismo, señaló que cuando el teniente general Aviv Kochavi, el nuevo Jefe de Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de (Israel), se instaló en su oficina de luego prestar juramento, tenía una larga lista de desafíos militares que planear: Cohetes y túneles de Hamas y Hizbullah, la persistente postura “amenazante” de Irán contra (Israel) en Siria, los misiles balísticos de Irán y sus programas nucleares.

Pero una cosa que probablemente nunca pensó que tendría que añadir a esa lista era la planificación de la posibilidad de una retirada de Estados Unidos de la OTAN.

Y como dijera The New York Times, la posibilidad está en la mente del presidente Donald Trump. Y ese no es un asunto menor para (Israel).

Según Kochavi, (Israel) se beneficia de la OTAN por la forma en que amplía la influencia de Estados Unidos. La OTAN es una alianza, pero también implica que sus miembros europeos acepten voluntariamente la posición de liderazgo de Estados Unidos en el continente.

Los aliados de Estados Unidos fuera de la alianza se benefician de la asociación. Ha ayudado a que Israel se siente a la mesa como socio de la OTAN, ha abierto las puertas a la cooperación con militares no estadounidenses y ayuda a prevenir escenarios de escalada en momentos de tensión entre (Israel) y los miembros de la OTAN, especialmente Turquía. A juicio de Shapiro, en un mundo post-OTAN, el alineamiento de (Israel) sería con un Estados Unidos aislado que carece del efecto multiplicador de un apoyo occidental más amplio. Pero los efectos operativos podrían ser mucho más difíciles.

¿Por qué?

.- Las relaciones cotidianas entre las Fuerzas de Defensa de Israel y el ejército de Estados Unidos se llevan a cabo a través del Comando Europeo de Estados Unidos. Las fuerzas estadounidenses con base en Alemania son las que viajan a Tel Aviv por miles para realizar ejercicios conjuntos, incluyendo los que perforan trayendo baterías de misiles Patriot para aumentar las capacidades domésticas de (Israel) y ayudar a defenderlo en el caso de un conflicto importante. 

.- Los destructores de la Armada de EE.UU., con base en España y equipados con capacidades de defensa de misiles Aegis, se encuentran entre los barcos de la Sexta Flota que navegan regularmente por el Mediterráneo Oriental (y hacen escala en Haifa) para asegurar el apoyo adecuado a la defensa de (Israel).

.- Escuadrones de la Fuerza Aérea de Estados Unidos con base en Italia vienen a (Israel) para realizar ejercicios aéreos conjuntos con la Fuerza Aérea israelí. Otras tropas yanquis están aún más cerca, en la base aérea de Incirlik, en el este de Turquía.

Si Estados Unidos se retira de la OTAN, la capacidad de Estados Unidos para responder a una crisis en Medio Oriente se vería mermada.

¿Podría cambiarse y coordinarse el apoyo de Estados Unidos a (Israel) a través del Comando Central de Estados Unidos, con base en el Golfo Pérsico?

En opinión de Shapiro, esto siempre ha sido una preocupación para los generales israelíes, pues les resulta difícil disfrutar del mismo nivel de intimidad que tienen actualmente con los comandantes de Estados Unidos con base en Europa, con comandantes que mantienen una cercanía similar con los ejércitos árabes.

El experto apunta en que es cierto que (Israel) está hoy más cerca estratégicamente de los Estados árabes del Golfo que en ningún otro momento de su historia, debido a su enfoque en la “amenaza” común de Irán y a la menor prioridad de la cuestión palestina. Pero esas relaciones están muy lejos de ser normalizadas, y aún podrían retroceder.

Por lo tanto, sostiene, es muy probable que los planificadores de seguridad israelíes quieran mantener la separación entre sus relaciones con el ejército de Estados Unidos y con sus vecinos árabes.

“Habiendo observado las intensas amistades que se han formado entre los comandantes militares israelíes y sus homólogos estadounidenses con base en Europa, puedo decir que estos lazos no serán fácilmente reemplazados”, recordó Shapiro.

Lo otro es que también Medio Oriente experimentaría los efectos de la desaparición de la OTAN en forma de un mayor empoderamiento de Rusia. “Y eso, en opinión de Shapiro, ya está ocurriendo, pero la pérdida de la OTAN turbaría esas tendencias”.

Por otra parte, la intervención decisiva de Rusia en Siria, combinada con la preferencia de las sucesivas administraciones estadounidenses por reducir los compromisos militares activos de Estados Unidos en la región, ya ha llevado a muchos estados regionales a explorar la posibilidad de ampliar los lazos de seguridad con Rusia.

Solo baste recordar, que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se reúne más a menudo con Putin que con Trump; las FDI y la Fuerza Aérea rusa desconfían de sus operaciones en Siria; los líderes de Egipto, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, todos ellos socios cercanos de Estados Unidos, han visitado Moscú y han explorado la adquisición de sistemas avanzados de armas rusos además de sus arsenales suministrados por Estados Unidos.

Asimismo, si Rusia decidiera ejercer influencia, por ejemplo, limitando la libertad de acción de (Israel) contra objetivos militares iraníes en Siria, Estados Unidos estaría mal equipado para retroceder.

Por tanto, según Shapiro, una retirada de Estados Unidos de la OTAN se entendería sin lugar a dudas como un importante retroceso del liderazgo de Estados Unidos en los asuntos mundiales. El efecto de la expansión de la influencia rusa se sentiría mucho más allá de Europa y Oriente Medio.

Para evitar tener que lidiar con la pesadilla de problemas que resultaría de la salida de Estados Unidos de la OTAN, el general Kochavi podría considerar recomendar a su Primer Ministro y Ministro de Defensa, Benjamín Netanyahu, que use su influencia con el Presidente Trump para disuadirlo de un curso tan peligroso.

LE RECOMENDAMOS LEER

Macron: OTAN experimenta una muerte cerebral y EE.UU. es responsable