The Washington Post: Escalada represiva saudita arruina planes económicos de Bin Salman

Según el medio estadounidense, la reducción masiva de las ambiciones del príncipe heredero (venta de acciones de Saudi Aramco) es el resultado directo de la caída de la confianza internacional en su régimen desde el asesinato el 2 de octubre del año pasado del periodista y colaborador del Post Jamal Khashoggi.

The Washington Post: Escalada represiva saudita arruina planes económicos de Bin Salman.

El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman (MBS), se propuso promocionar planes grandiosos para hacer flotar acciones de la compañía petrolera estatal en la bolsa de valores de Londres o Nueva York y recaudar 100 mil millones de dólares; sin embargo, la escalada represiva del reino arruina esos planes económicos, destacó un artículo del diario The Washington Post.

La represión del régimen, que supera con creces la practicada por los anteriores gobiernos saudita, está arruinando los planes del MBS de modernizar y diversificar la economía.

La semana pasada  -cita el periódico estadounidense–, al concluir la venta de acciones de Saudi Aramco, los resultados parecen más modestos. Sólo se venderán unos 25 mil millones de dólares en acciones, casi en su totalidad a inversores sauditas y del golfo Pérsico.

La mayoría de las instituciones internacionales han rechazado la oferta, que no se está llevando a cabo en Nueva York o Londres, sino en la bolsa local de Tadawul.

Según el medio estadounidense, la reducción masiva de las ambiciones del príncipe heredero es el resultado directo de la caída de la confianza internacional en su régimen desde el asesinato el 2 de octubre del año pasado del periodista y colaborador del Post Jamal Khashoggi.

MBS parece no haber aprendido nada de sus errores criminales. De hecho, mientras el gobierno trabajaba para aumentar las ventas de las acciones de Aramco en octubre, se embarcó en otra redada de escritores y periodistas.

El grupo saudita de derechos humanos ALQST, con sede en Londres, identificó a ocho escritores que fueron arrestados entre el 16 y el 21 de noviembre en Riad y otras tres ciudades.

Todos fueron liberados antes del 30 de noviembre, tras una amplia publicidad y protestas internacionales. Pero ALQST dice que el destino de otras dos escritoras que desaparecieron recientemente, Zana al-Shehri y Maha al-Rafidi al-Qahtani, sigue siendo desconocido.

Arabia Saudita se está declarando en bancarrota lentamente: Su déficit fiscal este año es más del doble de la cantidad que está recaudando de la venta de acciones de Aramco. Sin embargo, la MBS no muestra signos de cambio de rumbo. Según ALQST, las autoridades "siguen deteniendo a una serie de hombres y mujeres menos conocidos que trabajan en Twitter y que siguen recluidos en las cámaras de tortura en las que anteriormente fueron torturadas varias de las principales defensoras de los derechos humanos".