Manifestaciones masivas en Irán rechazan sanciones de EE.UU

Los manifestantes rechazaron con su participación en el evento “la intensificación de los viles complots y amenazas de Estados Unidos” y “sus mercenarios en la región” contra Irán.

Manifestaciones masivas en Irán rechazan sanciones de EE.UU.

Millares de iraníes salieron a las calles de Teherán (capital) y otras ciudades del país tras el rezo colectivo del viernes para manifestar su apoyo a la reducción por Irán de sus compromisos en respuesta a la inacción europea ante las acciones hostiles de EE.UU. contra la República Islámca y al incumplimiento de sus promesas tras la salida de Washington del acuerdo nuclear de 2015.

Los organizadores del acto emitieron una declaración final en que se reclama al Gobierno iraní que tome “las medidas más serias” si la contraparte europea no cumple sus promesas de salvaguarda del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), como se conoce el pacto.

“Reclamamos con firmeza e insistencia la suspensión total de los compromisos de la República Islámica de Irán", así como la salida definitva del tratado "si los países europeos continúan incumpliendo sus compromisos”, reza la declaración.

Los descotentos rechazaron con su participación en el evento “la intensificación de los viles complots y amenazas de Estados Unidos” y “sus mercenarios en la región” contra Irán.

Además, en el manifiesto se advierte a los dirigentes de EE.UU., en concreto a su presidente, Donald Trump, de “que cualquier movimiento o amenaza contra Irán será respondido con firmeza” de los jóvenes iraníes, lo que “provocará la terrible derrota del enemigo”.

En el texto se insta a las autoridades a no someterse a “las exigencias abusivas de la arrogancia” en el plano internacional y a reforzar la economía apoyando la producción y poniendo en práctica el Plan de Economía de Resistencia como únicas vías para frustrar las acciones de EE.UU. que han hecho ineficaz el JCPOA.

Desde el 8 de mayo de 2018, cuando EE.UU. se retiró unilateralmente del acuerdo y restauró todos los embargos que se habían levantado en virtud del mismo, los socios europeos prometieron a Teherán en un sinfín de ocasiones la rápida puesta en marcha de un mecanismo de pago para evadir las restricciones y facilitar el comercio con Irán.

Al día de hoy, la promesa aún no se ha cumplido. Pese a que los Gobiernos europeos optaron por permanecer en el pacto, no han adoptado medidas prácticas para salvarlo, lo que Teherán ha denunciado en reiteradas ocasiones.