Arabia Saudita pretende aplicar pena de muerte por crucifixión a Murtaja Qureiris, apenas un adolescente

Hay cuatro menores amenazados con ser crucificados  por las autoridades sauditas, incluido el niño Murtaja, pese a que las autoridades no proporcionaron ninguna evidencia física de los cargos levantados contra el niño.

Murtaja Qureiris

La Organización Europea Saudita para los Derechos Humanos advirtió que Riad pretende aplicar la pena de muerte por crucifixión al adoleecente Murtaja Qureiris, detenido cuando apenas tenía 11 años por cargos políticos, pues participón en una protesta pacífica en bicicleta  a favor de los derechos humanos.

Murtaja, quien lleva cuatro años en prisión, fue condenado a muerte y la sentencia deberá cumplirse cuando él llegue a la mayoría de edad (en 2020).

 

La fiscalía saudita pidió una aplicación ejemplarizante como es la crucifixión o el desmembramiento. 

El grupo de Derechos Humanos, que publicó una cinta promocional, señaló que en el contexto del uso de la pena de muerte en Arabia Saudita para liquidar a los líderes de opinión, disidentes, manifestantes y niños, la fiscalía saudita exigió la crucifixión del niño, el preso político más joven del país.  

Murtaja Qureiris fue arrestado el 20 de septiembre de 2014 mientras se dirigía a despedirse de su padre.

Según la Organización, el niño fue torturado y golpeado durante la investigación.

Por su parte, el jefe de la organización Ali Al-Dhibisi dijo que el caso  del niño Qureiris es uno de los 14 casos similares.

Al-Dhibisi dijo en una entrevista con Al Mayadeen que hay cuatro menores amenazados con ser crucificados  por las autoridades sauditas, incluido el niño Murtaja, pese a que las autoridades no proporcionaron ninguna evidencia física de los cargos levantados contra el niño.

No se puede tratar con Arabia Saudita sobre la base de los derechos, sino desde de un punto de vista político, advirtió Al-Dhibisi.