Ocupación israelí lanza campaña de demolición de instalaciones palestinas en Qalandia

La medida incluyó la demolición de edificios e instalaciones comerciales y la eliminación de letreros de las tiendas en la carretera principal, que se extiende desde el punto de control militar hasta la entrada al campo de refugiados de Qalandia en medio de un amplio despliegue de soldados.

Las fuerzas de ocupación israelíes comenzaron una campaña de demolición contra instalaciones palestinas cerca del campamento de refugiados de Qalandia, adyacente a la Jerusalén ocupada.

La medida incluyó la demolición de edificios e instalaciones comerciales y la eliminación de letreros de las tiendas en la carretera principal, que se extiende desde el punto de control militar hasta la entrada al campo de refugiados de Qalandia en medio de un amplio despliegue de soldados.

Las acciones de la ocupación y la campaña lanzada provocó un atascamiento del tráfico.

Por su parte, Moataz Bisharat, jefe del archivo de asentamiento en la gobernación de Tubas, dijo a medios palestinos que "siete patrullas militares israelíes -acompañadas por dos bulldozers- asaltaron el área de al-Ras Al-Ahmar y comenzaron a demoler casas y cobertizos de propiedad de ciudadanos palestinos, bajo el pretexto de ser levantadas en una zona militar donde está prohibida la construcción".

Hasta el momento suman cuatro familias cuyas casas fueron demolidas en Khirbet al-Ras al-Ahmar, pero la operación continúa.