Más persecución política contra Evo Morales tras declaraciones sobre milicias populares en Bolivia

Las autoridades del gobierno de facto aprovecharon las declaraciones del exmandatario Evo Morales para anunciar, este lunes, un nuevo proceso en su contra, alegando que sus palabras son prueba de sedición.

  • Gobierno de facto de Bolivia aumenta persecución contra Evo Morales

El legítimo presidente de Bolivia, Evo Morales, consideró “un error garrafal” no haber tenido un “plan B” para afrontar la convulsión social que derivó en su renuncia el  10 de noviembre, y admitió la necesidad de organizar milicias armadas del pueblo, lo que levantó la ira del gobierno de facto instalado en su país tras el golpe de Estado.

“Si de acá a poco tiempo, si volvería o alguien vuelva, hay que organizar como Venezuela milicias armadas del pueblo”, señaló Evo desde Argentina, donde recibió refugio político.

El gobierno de facto de Jeanine Áñez aprovechó las declaraciones del exmandatario para anunciar, este lunes, un nuevo proceso en su contra, alegando que sus palabras son prueba de sedición y de que tenía planeado “desarmar” al Ejército y a la Policía para dar lugar a “fuerzas extranjeras”.

Con todo el cinismo los golpista ahora afirman que Evo Morales “llama de alguna manera a la convulsión social porque sabe que ha quedado con el 10% de respaldo” .

“Tengan ustedes la seguridad que desde el liderazgo de la presidenta Jeanine Áñez no vamos a permitir de ninguna manera el boicot, el fraude, y no vamos a permitir un golpe de Estado en Bolivia. Vamos a garantizar por todos los medios la seguridad, la paz y la tranquilidad de los bolivianos”, sostuvo el ministro de facto de Justicia, Transparencia Institucional, Álvaro Coímbra.

A su turno, el actual titular de Defensa, Fernando López, anunció que las Fuerzas Armadas están en apronte y preparadas para enfrentar a cualquier grupo irregular que surja en el país.

“Las Fuerzas Armadas le van a dar la seguridad que el boliviano y la boliviana necesita, estamos preparados entrenando y atentos, no vamos a permitir nada, que fuerzas extranjeras quieran tomar el poder en el país”, afirmó en una conferencia de prensa.

A través de Twitter, la autoproclamada presidenta Áñez señaló que “las declaraciones de Morales solo demuestran que la paz, la reconciliación y la democracia nunca fueron opciones para él. Ante la intención de sembrar terror y violencia solo encontrarán al pueblo boliviano unido, y frente a las amenazas nuestra más profunda vocación democrática”.

Por su parte Evo Morales replicó desde su twiter que “el movimiento indígena originario campesino, orgánicamente, ha tenido su seguridad. En algunas regiones se llamó guardia comunal; en otros tiempos: milicias. Ahora, policía sindical o seguridad sindical. Todo en el marco de nuestros usos y costumbres, y respetando la Constitución”