Enviado de Trump en Bolivia para sellar alianzas con gobierno de facto

La presencia del alto funcionario de la Casa Blanca responde a la invitación que planteó el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, en diciembre pasado durante su periplo por Estados Unidos en busca de alianzas con organismos como la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, por sus siglas en inglés). 

  • Enviado de Trump, Mauricio Claver-Carone, en Bolivia

El asistente adjunto del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y director principal para Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional, Mauricio Claver-Carone, llegó este miércoles a Bolivia y se reunió con la presidenta Jeanine Áñez  para "expresarle el respaldo de la Casa Blanca".

Asimismo, afirmó que “los Estados Unidos y Bolivia son países naturalmente aliados”, pero “desafortunadamente hemos estado separados por muchos años por gusto y de una manera poco natural" (el gobierno legítimo de Evo Morales expulsó en 2009 al embajador de Washington señalado por injerencia interna).

Áñez asumió el poder el 12 de noviembre, dos días después del golpe de Estado contra Evo obligado a renunciar por presiones de los militares.

La presencia del alto funcionario de la Casa Blanca responde a la invitación que planteó el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, en diciembre pasado durante su periplo por Estados Unidos en busca de alianzas con organismos como la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, por sus siglas en inglés). 

Mientras, el Tribunal Constitucional de Bolivia aprobó este miércoles la ampliación de mandato de la senadora Áñez.

Según información de la prensa local, el tribunal también dio luz verde a la gestión de los actuales senadores, diputados, alcaldes y gobernadores hasta la instalación del nuevo Gobierno resultado de los comicios fijados para el 3 de mayo.

La derecha, instalada en el poder en Bolivia de facto, cuestionó reiteradamente el fallo de este mismo órgano que permitió al presidente Morales participar en elecciones por un cuarto mandato.

Los golpistas acusaron al mandatario indígena de querer permanecer en gestión y, además, desconocieron los resultados de las elecciones celebradas en octubre pasado que le dieron la victoria.

El periodo de gestión para estos funcionarios vence el 22 de enero, sin embargo, la posesión de los funcionarios elegidos en octubre de 2019 no ocurrirá debido a la afrenta antidemocrática consumada en noviembre de ese mismo año.

"Ningún órgano del Estado Plurinacional puede ampliar el mandato (legislativo) por encima de la CPE (Constitución Política del Estado)", aseveró el mandatario constitucional el pasado viernes a través de su cuenta en Twitter.