El Líbano: Aoun y Diab discuten sobre fórmula de gobierno

Según informó Al Mayadeen, el primer ministro designado, Hassan Diab, salió del palacio presidencial sin hacer ninguna declaración, aunque en el encuentro se habló sobre la adopción de la fórmula de la cantidad de ministros lo que permitirá que el gobierno se forme dentro de unos dos días.

  • El presidente libanés, Michel Aoun, recibe al primer ministro designado Hassan Diab.

El presidente libanés, Michel Aoun, recibió este domingo al primer ministro designado, Hassan Diab, en el Palacio Baabda, donde discutieron la posibilidad de adoptar la fórmula para el gobierno de los 20 ministros.

Según informó Al Mayadeen, Diab salió del palacio presidencial sin hacer ninguna declaración, aunque en el encuentro se habló sobre la adopción de la fórmula de la cantidad de ministros lo que permitirá que el gobierno se forme dentro de unos dos días.

El canal reseñó que no hay ningún anuncio para el gobierno libanés y que la participación del "Movimiento Marada" en ella es imprescindible.

Aoun había pedido a los ministros de Defensa e Interior y a los servicios de seguridad que mantuvieran bajo control las manifestaciones para evitar disturbios.

El mandatario hizo la solicitud a partir de la situación creada en el centro comercial de Beirut, donde ocurrieron choques entre la policía y los manifestantes.

En ese sentido, llamó al ministro de Defensa Nacional, Elias Bou Saab, al ministro del Interior y Municipios, Raya Al-Hassan, al comandante del ejército, general Joseph Aoun, y al director general de las Fuerzas de Seguridad Interna, mayor general Imad Othman, a quienes urgió tomar medidas para preservar la seguridad de los manifestantes pacíficos, así como preservar la propiedad pública y privada e imponer seguridad en el centro comercial.

A su vez, Saad Hariri, jefe del gobierno provisional libanés, consideró que la escena de confrontaciones, incendios y actos de sabotaje en el centro de Beirut es un escenario "loco".

El sábado, estallaron enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad en el centro de la capital libanesa, Beirut, durante un movimiento titulado "Sábado de la furia".

Los agentes lanzaron gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes en las cercanías del Parlamento. Según algunos medios de prensa, se registraron más de 200 heridos.