(Israel) responde a ONU por la “lista negra” y congela lazos con Bachelet

Netanyahu prometió luchar “con todas las fuerzas” contra la medida, mientras Rivlin advierte que boicotear a las empresas israelíes no es propicio para la paz.

  • Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

El régimen israelí respondió a la publicación de las Naciones Unidas de una lista de compañías que operan en asentamientos ilegales de Cisjordania ocupada, acusó al organismo internacional de “parcialidad” y congeló sus lazos con la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas publicó una lista de 112 compañías que están operando en los asentamientos, un primer intento de avergonzar a las empresas, que ha suscitado fuertes críticas por parte de (Israel) y Estados Unidos.

Noventa y cuatro de las 112 empresas de la lista son israelíes, incluidos los principales bancos, empresas estatales de transporte y los gigantes de telecomunicaciones. También enumera empresas medianas como cadenas de restaurantes y cafeterías.

En su informe, la oficina dijo que las actividades de las compañías “plantearon preocupaciones particulares de derechos humanos”.

Con este anuncio, el comisionado se ha convertido en socio y herramienta del movimiento del BDS, a pesar de que la "lista negra" no tiene ninguna implicación legal tangible".

Por su parte, el primer ministro Benjamín Netanyahu dijo en un comunicado que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU es un organismo parcial y poco influyente.

“En lugar de ocuparse de los derechos humanos, este organismo está tratando de ennegrecer el nombre de (Israel). Rechazamos cualquier intento de ese tipo en los términos más enérgicos y con disgusto”, dijo Netanyahu.

También prometió luchar contra esa declaración con todas las fuerzas. “Cuando el mundo reconozca nuestra soberanía sobre estas regiones y asentamientos, esta lista quedará anulada”, agregó.

El gobierno israelí dijo que congelará los lazos con la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, por la publicación de la lista.

La lista está dominada por empresas israelíes, incluidos los bancos Hapoalim y Leumi, el gigante de telecomunicaciones Bezeq y las compañías de cable HOT y satélite SÍ.

Pero también enumera una serie de empresas internacionales, incluidas las compañías de viajes Airbnb, Expedia y TripAdvisor, el gigante tecnológico Motorola, el fabricante de alimentos de consumo General Mills y las compañías de construcción e infraestructura, incluidas Egis Rail de Francia y la compañía británica JC Bamford Excavators.

El ministro de Relaciones Exteriores, Yisrael Katz, calificó la lista como una “rendición vergonzosa” a los países y organizaciones que quieren dañar a (Israel).

Al aceptar publicar la lista, Bachelet "desperdició una oportunidad para preservar la dignidad de la ONU y salvar lo que quedaba del consejo y la integridad de la comisión", dijo Katz, quien amenazó con "serias implicaciones" para las futuras relaciones de (Israel) con estas instituciones.

"El Estado de Israel no tolerará esta política discriminatoria antiisraelí y tomará medidas para evitar la implementación de este tipo de decisiones", dijo.

Mientras tanto, el presidente Reuven Rivlin advirtió que boicotear a las empresas israelíes no es propicio para la paz.

No quedó claro de inmediato qué implicaciones prácticas tendría la decisión. La oficina del comisionado tiene representantes estacionados ante el Estado de (Israel), pero no se sabe si disfrutan o no de buenas relaciones de trabajo con diplomáticos israelíes.