Gobierno iraquí anuncia reapertura de aeropuertos de Erbil y Sulaymaniyah

El anuncio fue hecho mediante un decreto publicado al término de una reunión con representantes de la Policía y del personal de los aeropuertos de Erbil y Sulaimaniya.

El Gobierno central de Irak levanta el embargo impuesto a los aeropuertos del Kurdistán.

El primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi, anunció el levantamiento del embargo impuesto a los vuelos con entrada y salida de la región semiautónoma del Kurdistán a raíz de la celebración de una consulta independentista en septiembre de 2017, despuésque ambas partes hayan acercado posturas.

Al-Abadi hizo el anuncio mediante un decreto publicado al término de una reunión con representantes de la Policía y del personal de los aeropuertos de Erbil y Sulaimaniya.

Según el premier, el Gobierno Regional del Kurdistán ha aceptado que la administración federal gestione ambos aeródromos, lo que incluye la creación de una oficina especial bajo mando del Ministerio del Interior. Así, los sistemas de datos biométricos "estarán vinculados al sistema central de Bagdad", tal como ocurre con otras zonas del país, según la agencia de noticas kurda Rudaw.

El ministro del Interior del Gobierno kurdo, Karim Sinjari, quien también se reunió con Al Abadi, describió el anuncio como "un paso en la dirección correcta para resolver los asuntos pendientes entre la región y Bagdad", dos partes enfrentadas desde el referéndum separatista.

Además del embargo aeroportuario, el Ejecutivo central también anunció tras la consulta medidas para controlar la exportación de petróleo, una de las principales fuentes ingresos de la región semiautónoma.


El primer ministro del Kurdistán iraquí, Nechirvan Barzani.

Por su parte, primer ministro del Kurdistán iraquí, Nechirvan Barzani, describe como "un paso en la buena dirección" en fin del embargo a los aeropuertos del Kurdistán iraquí

"Aplaudimos este importante paso en la buena dirección para resolver otros problemas en el marco de la Constitución de Irak", resaltó.

Destacó que la decisión "es resultado de muchas reuniones oficiales con Al-Abadi y entre las respectivas delegaciones".

"Si ambas partes tienen una voluntad seria de lograr una solución, los problemas entre ambas partes pueden ser resueltos en línea con la Constitución", dijo.