10 cosas que no sabías sobre la Ansiedad

Alguna vez has tenido una inexplicable necesidad de caminar de un lado hacia otro sin control. O te han sudado las manos, has estado visiblemente angustiado o preocupado por algo sobre lo que no tienes control.
El peligro de padecer ansiedad,radica en la posibilidad de que esta termine convertida en un problema mental más serio.
El peligro de padecer ansiedad,radica en la posibilidad de que esta termine convertida en un problema mental más serio.
¿Conoces la palabra ANSIEDAD? ¿Tienes idea de todo lo que implica…?

Durante nuestras vidas estamos propensos a sufrir ansiedad. El mundo moderno en que vivimos, lejos de facilitar las cosas –como se suele pensar-, tiende a complicarlas.

 La exposición constante a las tecnologías, la complejidad de los procesos diarios, la dependencia de terceras personas – en ocasiones: de cuartas, quintas, etc…-. El bombardeo de información constante al que estamos expuestos.

Todos estos aspectos atentan contra nuestra salud y nuestro estado mental. Y pueden terminar provocándonos ansiedad, si no sabemos cómo organizarnos y lidiar con estas cotidianidades.

El peligro de padecer ansiedad ante una situación específica, o frecuentemente, radica en la posibilidad de que esta termine convertida en un problema mental más serio.

Diversos estudios sugieren que la ansiedad tiene una mayor prevalencia entre los 15 y 45 años  en Latinoamérica, siendo las mujeres las más propensas a padecer la enfermedad.

La ANSIEDAD es un padecimiento que puede interferir en tus actividades diarias, tus relaciones personales y tu calidad de vida en general, por lo que es importante identificarla a tiempo para así poder llevar el tratamiento adecuado.


La ansiedad puede convertirse en algo muy serio.
La ansiedad puede convertirse en algo muy serio.
10 COSAS QUE NO SABÍAS DE LA ANSIEDAD

1.    Las personas que padecen ansiedad podrían tener una alteración en la producción de sustancias químicas cerebrales, lo que altera la respuesta a situaciones inciertas o estresantes.

2.    Si durante la infancia fuiste propenso a evadir las situaciones de temor, durante la vida adulta podrías ser propenso a sufrir ansiedad.

3.    Las señales claves para identificar a una persona ansiosa son: irritabilidad, incapacidad de relajarse, dificultad en la concentración, dolores musculares y de cabeza.

4.    La ansiedad puede ser provocada por el insomnio.

5.    En la actualidad algunas aplicaciones para celulares incluyen herramientas para el control de la ansiedad.

6.    El pánico, los trastornos depresivos, el estrés postraumático, son algunas consecuencias de la ansiedad.

7.    Puede ser combatida con terapia cognitiva conductual: identificando y cambiando los patrones de pensamiento que generan el padecimiento.

8.    La actividad física es fundamental para eliminarla.

9.    La amígdala juega un papel importante a la hora de controlar la ansiedad, ya que es un neurotransmisor del cerebro, involucrado en el manejo de las situaciones emocionales.

10.    Plantas como la pasiflora y la valeriana tienen buenos resultados en el control de la ansiedad.