Ébola afecta a otra provincia congoleña

La confirmación la dio el propio Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y que fue retuiteada por la oficina del organismo en Kinshasa.

Una mujer y su hijo pequeño se convirtieron en los primeros casos confirmados de ébola en la provincia de Kivu Sur, este de la República Democrática del Congo (RDC), lo cual aumenta temores sobre su propagación.
 
La confirmación la dio el propio Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y que fue retuiteada por la oficina del organismo en Kinshasa.

Ghebreyesus dijo que la mujer viajó de Beni (epicentro del brote reportado el 1 de agosto de 2018) hasta Mwenga, situada al suroeste de Bukavu (capital de Kivu Sur).

Pese a los llamados a la calma de las autoridades, y los buenos resultados de vacunas y fármacos experimentales, la población y algunos sectores mostraron su alarma, luego que ya la epidemia dejó mil 905 muertos, de acuerdo con datos de la OMS.

Hasta el día 13 las cifras oficiales dan cuenta de la detección de dos mil 842 casos (incluidos 94 probables) y 844 sobrevivientes.


En más de un año, la enfermedad fue contenida a las vecinas provincias de Kivu Norte e Ituri. Con su llegada a Kivu Sur aumenta la amenaza para Burundi y Tanzania.

La décima epidemia con el virus del Ébola es desde hace tiempo la mayor en el país y la segunda más letal a nivel mundial, solo superada por la de África occidental de 2014 a 2016, que dejó al menos 11 mil decesos.

Transmitida a través del contacto directo con la sangre y los fluidos corporales de una persona o animal ya enfermos (o fallecidos), el virus provoca fiebre hemorrágica y puede alcanzar hasta 90 por ciento de letalidad (en la RDC es de 67%).