Registran mil 600 casos sospechosos de gripe porcina en Yemen

Los hospitales de Saná, la capital, y otras gobernaciones yemeníes fueron testigos de una alerta general para enfrentar los casos de gripe porcina.

  • Atribuyen la propagación de la gripe porcina, entre otras causas, a la acumulación de desechos.

El Ministerio de Salud del gobierno de Saná en Yemen anunció este domingo que se diagnosticaron mil 600 sospechas de contagio con la gripe porcina ( H1N1) en el país, tras  la muerte de unos 50 casos epidémicos.

Esto llega en paralelo con el colapso del sistema de salud como resultado de la guerra continua de la coalición saudita  contra la emprobrecida nación árabe hace más de cuatro años, así como la frágiles capacidades que permiten la detección temprana de personas infectadas.

Los hospitales de Saná, la capital, y otras gobernaciones yemenitas fueron testigos de una alerta general para enfrentar los casos de gripe porcina.

El Hospital al-Yamhouri, el más grande de Saná, puede acomodar hasta cuatro camas equipadas con equipos de cuidados intensivos y sistemas de aislamiento, mientras que el centro asistencial recibe más de 50 casos en un mes.

El Ministerio de Salud de Yemen está trabajando en cooperación con organizaciones internacionales para limitar la epidemia y combatirla a pesar de las capacidades médicas que casi no existen como resultado de la guerra en curso.

La organización Oxfam advirtió que ocho millones de yemenitas no tienen acceso a  agua limpia y que el cólera se extenderá en el territorio nacional.

El portavoz del Ministerio de Salud de Yemen en el gobierno de Saná, Youssef Al-Hadri, dijo que las epidemias se han extendido de una manera sin precedentes y citó los ejemplos de la difteria, el cólera, el dengue y la malaria, que son difíciles de enfrentar al mismo tiempo.

Agregó que se registraron docenas de casos de muerte durante la espantosa propagación de la epidemia de gripe porcina en Yemen, lo que pone a la salud frente a un nuevo desafío que puede no ser capaz de enfrentar como resultado de la guerra, además del fracaso de las organizaciones internacionales para proporcionar suministros sanitarios y medicamentos continuamente.