Más de trescientas mil personas mueren cada año a causa de la gripe

De fácil contagio, y demasiado común: la gripe pareciera estarse volviendo más fuerte y resistente a los medicamentos.
La Gripe se ha convertido en una epidemia mundial.
La Gripe se ha convertido en una epidemia mundial.

La gripe es una infección respiratoria causada por cierto número de virus. El virus se transmite por el aire e ingresa al organismo a través de la nariz o la boca. La gripe puede ser grave, incluso mortal, entre los ancianos, recién nacidos y personas con ciertas enfermedades crónicas.

Sobre la gripe, el contagio, los síntomas y las consecuencias, estaremos conversando hoy en este espacio de Salud, que es por y para ustedes.

Al Mayadeen Tv Español le recomienda el cuidado de su salud y la difusión de esta información, para prevenir e informar.

EN EL AMBIENTE

Proteína de la superficie del Virus al adherirse a una molécula receptora de la superficie de una célula sana. (Captura de pantalla del documental "OMS: La gripe, una amenaza imprevisible")
Proteína de la superficie del Virus al adherirse a una molécula receptora de la superficie de una célula sana. (Captura de pantalla del documental "OMS: La gripe, una amenaza imprevisible")

Cuando la persona infectada tose o estornuda, las gotículas infecciosas (con el virus) se dispersan en el aire y se transmiten a las personas cercanas que las inspiran. Una oficina, un colegio, el transporte público… son escenarios donde nadie queda exento de contagiarse si alguien a su alrededor tiene gripe.

Las manos son fuertes propagadoras del virus, pues los gérmenes viven en ellas por mucho más tiempo; es por ello que se debe evitar permanecer mucho tiempo sin lavarlas. Y cubrirse la boca y nariz con un pañuelo al toser o estornudar, y no con las manos.

Los niños, las embarazadas y los ancianos, son los grupos de mayor riesgo de contagio, aunque todos los sectores y segmentos de la población podemos ser afectados.

En los climas templados estas epidemias estacionales se producen sobre todo durante el invierno, mientras que en las regiones tropicales aparecen durante todo el año, produciendo brotes más irregulares.

Según la Organización Mundial de la Salud, “la enfermedad puede ser leve o grave, e incluso mortal. La hospitalización y la muerte son más frecuentes entre los grupos de alto riesgo. Estas epidemias anuales causan en todo el mundo unos 3 a 5 millones de casos de enfermedad grave y unas 250 000 a 500 000 muertes.”

En los países industrializados la mayoría de las muertes relacionadas con la gripe corresponden a mayores de 65 años.


SÍNTOMAS

Las manos son fuertes propagadoras del virus.
Las manos son fuertes propagadoras del virus.

La gripe de estación se caracteriza por el inicio súbito de fiebre alta, tos (generalmente seca), dolores musculares, articulares, de cabeza y garganta, un intenso malestar y abundante secreción nasal.

La tos puede ser intensa y durar 2 semanas o más. Mientras que la fiebre y los demás síntomas, suelen desaparecer en la mayoría de los casos en el plazo de una semana, sin necesidad de atención médica.

El tiempo transcurrido entre la infección y la aparición de la enfermedad (el llamado periodo de incubación) es de aproximadamente 2 días.

Hay investigaciones que indican que el 99% de las muertes de menores de 5 años con infecciones de las vías respiratorias inferiores relacionadas con la gripe se producen en los países en desarrollo.


PREVENIR SIEMPRE ES MEJOR QUE LAMENTAR

La vacuna reduce la gravedad de la gripe.
La vacuna reduce la gravedad de la gripe.

La vacunación es alternativa más eficaz para prevenir la enfermedad y sus consecuencias. Desde hace más de 60 años se utilizan vacunas seguras y eficaces que proveen una protección razonable en menores y adultos, aunque en los ancianos su efectividad se ve disminuida -por otras complicaciones de ese grupo poblacional-, pero reduce la gravedad y la incidencia de complicaciones y muertes.

La OMS recomienda la vacunación anual en:
·    las mujeres embarazadas en cualquier etapa del embarazo;
·    los niños de 6 meses a 5 años;
·    los ancianos (≥ 65 años);
·    las personas con enfermedades crónicas;
·    los trabajadores de la salud.

Centros Colaboradores de la OMS en todo el mundo— hacen un seguimiento constante de los virus gripales circulantes en el ser humano y actualizan la composición de las vacunas antigripales dos veces al año.

Algunos países disponen de antivíricos para la gripe, que pueden reducir las complicaciones graves y las muertes: Lo ideal es administrarlos en las fases iniciales de la enfermedad (en las 48 horas siguientes a la aparición de los síntomas).

Las vacunas antigripales son más eficaces cuando hay una buena correspondencia entre los virus circulantes y los presentes en la vacuna.


OMS: La gripe, una amenaza imprevisible

Comentarios

Los puntos de vista y opiniones expresadas en los comentarios son las de los autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Al Mayadeen