Costumbres peligrosas

Estos son algunos hábitos cotidianos perjudiciales para tu salud. Al Mayadeen Tv Español, te alerta sobre esas costumbres peligrosas.
Cuida tu salud.
Cuida tu salud.

A menudo, sin que nos demos cuenta, realizamos una serie de actos o costumbres que dañan nuestra salud de manera indudable.

Los malos hábitos SIEMPRE son DIFÍCILES de eliminar, mucho más si -erróneamente- los creemos correctos y saludables. Pero OJO, quizás esas acciones cotidianas sean las causantes de que no te sientas bien.

Sin embargo, corremos el riesgo de dañar nuestro organismo. Por eso te recomendamos que tomes nota y procures evitarlos a partir de ahora. Notarás la diferencia, y son pequeñas cosas que puedes cambiar fácilmente si te lo propones.

Tu cuerpo y mente te lo agradecerán.

LA COMIDA RÁPIDA Y EL "PICOTEO"
Beber un zumo vegetal o de fruta natural, o tomarse cuatro nueces es totalmente recomendable en una dieta sana (son los llamados snacks saludables).

Ahora bien, si hablamos de otro tipo de snacks  como ganchitos, patatas fritas, dulces o chocolatinas ricas en grasas… está claro que van a ser perjudiciales para nuestra salud.

LA VIDA SEDENTARIA
Es una de las 10 causas principales de mortalidad, morbilidad y discapacidad y constituye el segundo factor de riesgo más importante para la salud tras el tabaquismo.

La inactividad hace que se debiliten tus huesos y pierdas masa muscular. Te sientes más débil y tus posibilidades de padecer artritis, artrosis u osteoporosis serán mucho mayores en el futuro. 

Es fundamental la prevención del sedentarismo, especialmente en la infancia. ¿Cómo? Con la adopción de un estilo de vida “activo” que incluya la práctica de ejercicio físico regular y a diario.

También favorece la aparición del sobrepeso y la enfermedad cardiovascular.


Los problemas de visión pueden generar trastornos en el equilibrio.
Los problemas de visión pueden generar trastornos en el equilibrio.

NO CUIDAR TU VISTA
Los adelantos tecnológicos de la vida moderna provocan que un gran número de personas se vea obligado a pasar mucho tiempo delante del ordenador, así como de otros dispositivos electrónicos.

Esta elevada demanda visual, unida a factores ambientales, ha traído como consecuencia la aparición de un conjunto de síntomas que han sido descritos como síndrome visual del ordenador (SVO).

Si este es tu caso: procura evitar los reflejos, tener una buena iluminación, hacer pausas, parpadear para humedecer los ojos y, en caso de que sea necesario, aplicar lagrimas artificiales.

El Síndrome Visual del Ordenador afecta a tres de cada cuatro personas e incide en su calidad de vida. Se caracteriza por síntomas como ojos secos, dolor de cabeza, fatiga visual, visión borrosa y doble, dolor de cuello, espalda u hombros.


DETENER LOS ESTORNUDOS
Cuando cerramos la boca y la nariz durante un estornudo, aumentamos fuertemente la presión intracraneal. La circulación cerebral se interrumpe, se comprimen los vasos sanguíneos y los tejidos nerviosos. Esto puede provocar dolores de cabeza, daños a los vasos sanguíneos e incluso problemas con los oídos.

No te contengas, estornuda cuanto quieras.


Hay una serie de productos y comidas elaboradas que no son aconsejables de transportar y guardar en estos recipientes plásticos.
Hay una serie de productos y comidas elaboradas que no son aconsejables de transportar y guardar en estos recipientes plásticos.

GUARDAR ALIMENTOS EN CONTENEDORES PLÁSTICOS
La mayoría de los contenedores de plástico contienen sustancias químicas tales como ftalatos y bisfenol A para que el plástico conserve su flexibilidad.

Si conservas los alimentos en los contenedores durante mucho tiempo, estas sustancias se absorben y pueden afectar el funcionamiento del sistema endocrino.

Y si calentamos la comida "en plástico" usando microondas, aceleramos este proceso.


Los doctores recomiendan usar para el almacenamiento de alimentos recipientes de materiales neutrales: vidrio, acero inoxidable o cerámica. En caso de notar rasguños u otros daños, es mejor sustituir el recipiente por otro.

Evita la ropa apretada que compromete el tejido nervioso de nuestro organismo.
Evita la ropa apretada que compromete el tejido nervioso de nuestro organismo.

USAR ROPA DE MEZCLILLA DEMASIADO AJUSTADA
A pesar de que está de moda, la mezclilla muy entallada oprime constantemente las terminaciones nerviosas de la piel. Debido a esto surge una sensación de incomodidad que puede provocar problemas con todo el sistema nervioso.

Además, empeora la circulación del aire, y en el área de las caderas aparece la sensación de escozor y hormigueo. Como resultado, muchas veces se entumecen las piernas.