Noticias - #Ejército Sirio

La detonación de un almacen de proyectiles, al parecer provocó fuertes explosiones en depósitos de municiones. Aunque se desconoce hasta el momento la causa principal de esas explosiones, mandos militares descartaron un ataque externo con misiles u otro tipo de artefactos explosivos.

Las marchas de los pobladores se dieron luego de que las tropas gubernamentales evacuaron a los últimos grupos de extremistas de esas demarcaciones, muchas de ellas ocupadas por los radicales desde 2011, año en que inició la guerra en Siria.

Tras una ronda de conversaciones con mandos del Ejército sirio, el comandante del ELS, Manhal Sallouh, declaró que él y decenas de integrantes de su grupo decidieron pasar a las filas de las tropas castrenses luego de que la policía militar rusa les prometiera la amnistía.

En paralelo, por el eje occidental, la Brigada 42 de la Cuarta División del Ejército sirio prosiguió sus combates contra los extremistas y destruyeron varios de sus equipos militares y trincheras, tras lo cual se reportó un número indeterminado de bajas en las filas de los terroristas.

"Nuestros medios de defensa antiaérea lograron repeler y destruir con calidad y efectividad la mayor parte de los misiles israelíes, lanzados en la madrugada de hoy contra una serie de nuestros objetivos militares", señaló el comunicado de la Comandancia General del Ejército sirio.

Además de la llegada de refuerzos militares sirios, las Fuerzas Aéreas rusas han estado bombardeando repetidamente el campo de Yisr al Shugur, forzando a los terroristas del Partido de Turquestán a abandonar varios puestos avanzados.

Varios autobuses transportaron a miles de terroristas y sus familias fuera de la ciudad de Rastan (en el norte de Homs), rumbo a una región controlada por el Ejército turco.

Las escenas difundidas por la prensa de guerra siria documentan la entrega de algunos carros blindados y vehículos equipados con ametralladoras pesadas al Ejército sirio por parte de los grupos armados.

Miembros de los grupos armados y sus familiares prosiguen saliendo desde las localidades de Yalda, Babila y Beit Sahem, como parte de la implementación del acuerdo del Sur de Damasco. El Ejército sirio controla el 65 por ciento del campamento de Yarmouk al sur de Damasco.