Noticias - #Gran Bretaña

Representantes de 37 organizaciones y entidades palestinas de 11 países hicieron un llamado a la comunidad internacional a exigir a Israel respeto al derecho internacional.

Emily Thornberry, al frente de la comisión de Relaciones Exteriores de los laboristas, reconoce que Gran Bretaña debiera reconocer formalmente el Estado de Palestina.

Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia presentaron en la ONU un proyecto de resolución por el ataque químico en Khan Cheikhoun, Siria y reclaman al estado sirio que proporcione nombres de los comandantes de escuadrones de helicópteros, planes de vuelo, diarios de vuelo y otra información sobre sus operaciones militares del día del ataque, entre otras, así como amenaza a Damasco con imponerle el capitulo VII de la Carta de Naciones Unidas, en el que se incluyen las sanciones.

El vicecanciller sirio, Fayssal Mekdad, dijo a Al Mayadeen que Damasco ha proporcionado informaciones sobre la introducción de materiales tóxicos a Siria por parte de Al Nusra, y su almacenamiento para llevar a cabo un ataque químico, y acusó a los grupos armados, Gran Bretaña, Francia, Turquía y Arabia Saudita de estar detrás del crimen del ataque químico en la ciudad de Khan Sheikhun.

El Ministerio del Exterior de Rusia lanzó una contra-campaña a la propaganda estadounidense describiéndola como una fábrica de noticias falsas sobre Rusia, exagerando y desviando las noticias en los grandes medios de información de los Estados Unidos y Gran Bretaña.

El representante permanente de Siria ante las Naciones Unidas, Bashar Jaafari, afirmó que hay una sola Alepo y una sola Siria, y rechazó el enfoque selectivo de los representantes de algunos países al hablar sólo del este de Alepo.

Omán expresó a Gran Bretaña su disposición a contribuir a un arreglo político del conflicto en Yemen, mientras sus respectivas cancillerías revisaron en Muscat la implementación de una tregua de 72 horas desde el jueves.

Un estudio realizado por Sputnik.Opiniones reveló que la mayoría de los franceses (68%), alemanes (61%) y británicos (60%) consideran que los migrantes provocan discordancias en la sociedad, ya que no intentan asimilar los valores y el modo de vida europeos.