Noticias - #Irak

Estados Unidos amenazó a Irán con responder de manera rápida y firme a cualquier ataque que pueda causar daños a su personal o dañar sus instalaciones en Iraq.

Estados Unidos ejerce presiones sobre figuras y líderes en el Parlamento iraquí con el objetivo de imponer el candidato de su preferencia en la presidencia del país, advirtió el portavoz del Movimiento de al-Nujaba, Hashim al-Moussawi.

En entrevista exclusiva con la Organización de Radio y Televisión de la República Islámica de Irán, el jefe de la Diplomacia iraquí reveló que un grupo de desconocidos dirige a los alborotadores, aunque no se tiene más información sobre estos individuos.

De acuerdo con el vicecanciller ruso, Oleg Syromolotov, los terroristas están preparando una serie de provocaciones mediante el uso de armas prohibidas en Siria.

Las Fuerzas Populares iraquíes aseguraron que los disturbios que han tenido lugar en la ciudad iraquí de Basora fueron orquestados por Estados Unidos.

Al intervenir en una sesión de emergencia del Parlamento, Al-Abadi criticó a las fuerzas de seguridad “por no cumplir su deber de asegurar la protección necesaria” a la sede diplomática iraní.

“Incendiar las sedes de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) en la ciudad de Basora (sur) es un escenario saudita-estadounidense para generar caos en el país, así como es un intento para vengarse de las fuerzas populares, quienes frustraron el proyecto de EE.UU. y Arabia Saudita en el país”, señaló un comunicado de la Resistencia iraquí.

“El brutal ataque al consulado general de Irán causó muchos daños materiales”, dijo el portavoz de la Cancillería de Irán, Bahram Ghasemi, para después asegurar que ningún miembro de su misión se afectó.

Washington y sus aliados intentaron desestabilizar a los países de la región, incluidos Yemen, Siria, Irak y El Líbano, para eliminar a los musulmanes en el Medio Oriente.