Supervivientes del terremoto en Indonesia pasan la tarde en el exterior de sus tiendas, en Palu