Etiquetas #Afganistán

“Los talibanes quieren llegar a un acuerdo, y nos estamos reuniendo con ellos, les hemos dicho que necesitamos un alto el fuego, no querían un alto el fuego y ahora quieren un alto el fuego”, dijo Trump durante una visita sorpresa a Afganistán por el día de Acción de Gracias, la primera en su Presidencia.

El 18 de noviembre, “la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos designó a dos agentes de adquisiciones de Daesh de Irak y Siria (ISIS) con sede en Turquía y cuatro empresas vinculadas a ese grupo terrorista que operan en Siria, Turquía y en todo el Golfo y Europa por proporcionar un importante apoyo financiero y logístico a Daesh", indicó el Departamento del Tesoro.

Al menos siete civiles perdieron la vida y una decena más sufrieron heridas por explosión que tuvo lugar en Kabul, reveló el portavoz del Ministerio del Interior afgano, Nasrat Rahimi.

El vicejefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI), Mohammad Saleh Jokar, denunció que Estados Unidos comenzó a transferir grupos terroristas a Afganistán, donde espera crear otra formación extremista al estilo Daesh.

Al menos ocho civiles murieron y otros seis resultaron heridos a causa de una explosión que se produjo este 4 de noviembre en la provincia de Baglán, en el norte de Afganistán, comunicó la cadena de televisión Tolo News.

Al menos cinco personas murieron y 17 resultaron heridas por un ataque suicida en la ciudad oriental afgana de Jalalabad, informó el gobernador de la provincia de Nangarhar, Ataullah Khogyani, citado por Tolo News.

"La explosión ocurrió durante las oraciones del viernes en Haska Mina al mediodía. Cerca de 26 heridos fueron transferidos a un hospital regional en la ciudad de Jalalabad para brindarles tratamiento", indicó el gobierno en un comunicado.

El atentado se produce un día después de que la Misión de la ONU en Afganistán (UNAMA) advirtiese en un informe de que la violencia en Afganistán ha ido en aumento en los últimos meses.

De acuerdo con un artículo del analista Jackson Diehl, difundido por The Washington Post, en poco más de un mes, prácticamente todas las demás iniciativas de política exterior de la administración Trump han fracasado, sobre todo gracias al comportamiento cada vez más desquiciado del presidente.

Representantes talibanes se reunirán este jueves con el Gobierno paquistaní para discutir la posible reanudación de las conversaciones de paz entre los insurgentes y Estados Unidos, rotas a principios de septiembre por el presidente estadounidense, Donald Trump.

La comisión electoral anunció que, de acuerdo con las cifras disponibles de la mitad de los colegios electorales (dos mil 597 sobre un total de cuatro mil 905) algo más de un 10 por ciento de los votantes acudieron a las urnas.

Quince candidatos se han presentado a estos comicios, el cuarto desde la invasión estadounidense y sus aliados en 2001. El grupo armado Talibán, a su vez, advirtió a los afganos contra su presencia en las elecciones presidenciales.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Pakistán dijo en un comunicado que los cruces permanecerán cerrados al movimiento de personas y camiones comerciales a través de la frontera el viernes y durante la votación en Afganistán el sábado.

Más de 200 mártires y heridos en dos ataques en el sur y este de Afganistán, uno como resultado de un ataque aéreo estadounidense, y el segundo por un bombardeo talibán cerca de un hospital.

Una de las explosiones ocurrió en las proximidades de la Embajada de EE.UU. en Kabul.

El gobierno afgano está deteniendo los esfuerzos de solución pacífica hasta las elecciones presidenciales programadas para el 28 de septiembre, informó 1TV News, citando al portavoz del presidente Sediq Sediqqi.

Este ataque coincide con el aniversario 18 de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EE.UU., llevados a cabo por el grupo terrorista Al-Qaeda.

“Pasadas dos décadas de la invasión estadounidense de Afganistán, está totalmente claro que Estados Unidos no tiene otro remedio que abandonar este país lo antes posible”, dijo el enviado de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Mayid Tajt Ravanchi.

El hecho ocurrió en el barrio de Shash-Darak, donde se encuentra un cuartel general del principal servicio de inteligencia afgano, el Directorio Nacional de Seguridad.

"El presidente Ghani condenó en términos enérgicos el ataque terrorista que inició con la detonación de un camión de Talibán en el barrio cívico de Kabul como resultado de la cual muchos civiles fallecieron o resultaron heridos", escribió el portavoz de la presidencia afgana, Sediq Sediqqi, en su cuenta de Twitter.

Cargar Más