Etiquetas #Amenazas

“No creo que sea una buena idea (…) no veo que suceda algo similar”, de este modo descartó Trump este miércoles la posibilidad de que Estados Unidos se involucre en una guerra con Irán.

Las posturas anunciadas por el comandante del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica Iraní, Hussein Salami, en respuesta a las recientes amenazas israelíes contra Irán, han tenido amplias repercusiones en "Israel" entre los analistas y expertos quienes le hacen seguimiento analizando su contenido y sus dimensiones.

El Gobierno iraní ha ratificado en todas las tribunas internacionales que no teme a las amenazas de Estados Unidos y que no desea la guerra, pero que el país está preparado para defenderse. 

Amal Mdallali, embajadora libanesa ante Naciones Unidas, dijo que la ocupación está utilizando estas amenazas para preparar un ataque contra aeropuertos y puertos e infraestructura libaneses como lo hizo en 2006.

Los temerarios tuits del presidente se produjeron en respuesta a la declaración de Irán realizada este mismo día, al declarar que los canales diplomáticos entre los dos países estaban cerrados permanentemente debido a que Trump impuso sanciones al líder supremo, el ayatollah Khamenei.

El Mando Central de EE.UU. (Centcom) expresó que una guerra con Irán no redunda en beneficio estratégico de EE.UU. ni de la comunidad internacional.

"Imagínese si Irán fuera a la costa de California (o a la) costa de Florida. ¿Cómo se sentirían? ¿Cómo tratarían con eso?", preguntó el Canciller iraní

“Esta es una guerra del imperio de EE.UU. contra la felicidad social, económica y política de nuestro pueblo, y los derrotaremos con unidad, estudio y trabajo, por amor a la Patria”, escribió el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en su cuenta en la red social Twitter.

El terrorismo económico y las burlas genocidas no pondrán fin a Irán, asegura el canciller Zarif

"Condenamos las amenazas de guerra y destrucción de #EEUU a #Irán y su intención de desplegar tropas en Oriente Medio. El imperialismo siempre busca hacer funcionar la industria de la guerra", escribió Evo Morales en su cuenta en Twitter.

Ante la insistencia estadounidense en que “todas las opciones están sobre la mesa”, los gobernantes de los países que plantan cara a Washington se han negado a amilanarse y ha sido el mandatario norteamericano el que “ha pestañeado”.

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, afirmó que Washington tiene como objetivo lograr una "transición pacífica del poder" en Venezuela, para lo cual está priorizando las sanciones y la "presión política". El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, también se suma a los pronunciamientos amenazantes contra Venezuela.

El presidente de Estados Unidos escribió en Twitter que establecería una zona segura de 20 millas para este propósito y al mismo tiempo dijo que no quería que los kurdos provocaran a Turquía.

El director general de la energía nuclear, Zeev Snir, también dijo que habrán acciones firmes contra Irán y Siria, “Irán y Siria plantean importantes amenazas de proliferación a la región y al mundo“, y añadió que su país no puede ignorar las amenazas constantes de Irán y que por ello ha tenido que fortalecer la protección de sus instalaciones nucleares.

Las amenazas contra Siria persisten y aumentan en intensidad en medio de un barraje mediático sin precedentes, movimientos militares de todas las fuerzas involucradas y gestiones diplomáticas a los más diversos niveles.

“Cualquiera que haga negocios con Irán NO los hará con Estados Unidos”, advirtió Trump en su cuenta en Twitter, después de reimponer a Irán la primera ronda de duras sanciones unilaterales, una vez pasados 90 días de la retirada de Washington del acuerdo nuclear.

El comandante de la fuerza naval iraní, Almirante Hussein Khanzadi, aseguró que el funcionamiento del estratégico estrecho de Ormuz depende de intereses de Teherán.

La prensa iraní ha abordado las amenazas del presidente Trump con burlas, y la calle iraní, que se ha acostumbrado a escuchar ese tipo de amenazas desde hace cuarenta años, no le ha dado ninguna importancia. ¿Cómo se percibe la atmósfera después de estas amenazas?

Rouhani señaló que las amenazas que, hoy como ayer, lanza de vez en cuando la Casa Blanca contra el país “carecen de credibilidad, por lo que no se debe responder a una palabrería con otra”.

Un oficial iraní de alto rango advierte a EE.UU. de que no debe “jugar con fuego”, si no quiere recibir una respuesta “fuerte, inimaginable y lamentable”.

Cargar Más