Etiquetas - #Ansar Allah

En una declaración a la agencia yemenita de noticias SABA, el general Sari informó que la agresión lanzaron 17 cohetes, 364 proyectiles, 157 disparos de varias armas medianas y ligeras.

La operación yemenita contó con la cooperación de las unidades de drones y de artillería del Ejército y del movimiento popular Ansar Allah.

El portavoz de las Fuerzas Armadas de Yemen, el general Yehia Sari, confirmó que existen grandes refuerzos de la alianza saudita en la zona costera de al-Moca y se dirigen a Hodeidah.

El presidente del Comité Supremo Revolucionario yemenita, Muhammad Ali al-Houthi, afirmó que Ansar Allah expresó su disposición a la ONU de sumarse al alto el fuego con el fin de reducir el sufrimiento de los civiles en Hodeidah.

El portavoz de Ansar Allah, Mohammed Abdul Salam, dice que Abdul Malik Al-Houthi está comprometido con el acuerdo de Estocolmo, y criticó al enemigo por su intransigencia y por entorpecer la implementación del pacto.

El dirigente del movimiento popular, enfatizó que las capacidades militares de las Fuerzas Armadas yemenitas avanzan en todos los niveles en mar, tierra y aire.

El ejército y los comités dispararon también varios cohetes Katyuska y proyectiles de artillería contra fortificaciones de la alianza invasora en el complejo de Al-Maazab y el sitio de Al-Faridah en Jizan, Arabia Saudita.

Según informa este domingo la agencia local Al-Masirah, la acción tenía como objetivo principal una empresa, pero, también apuntó contra áreas residenciales y un parque de Saná.

El miembro del Consejo Político del Movimiento de Ansar Allah, Ali al-Qahum, dijo que se dieron pasos importantes en el tema del redespliegue en el puerto de Hodeidah bajo los auspicios de las Naciones Unidas, y acusó a la alianza saudita de abstenerse de cualquier paso similar. Por otro lado, trascendió que Jordania accedió a organizar negociaciones entre el gobierno de Hadi y los rebeldes hutíes, durante las cuales se debatirá un acuerdo de intercambio de prisioneros.

Medios sauditas informaron que al menos cinco militares murieron y varios otros resultaron heridos. Mientras tanto, el canal televisivo yemenita Al Masirah aseguró que el asalto tenía como objetivo el liderazgo de los invasores.

Hezam al-Assad, miembro del consejo político de Ansar Allah, en declaraciones a la agencia iraní de noticias IRNA, señaló que EE.UU. se beneficia de la guerra en Yemen con la venta de armas y modernos sistemas antimisiles al régimen de los Al Saud. Por su parte, el régimen de Tel Aviv está apoyando a la coalición mercenaria para conseguir el respaldo de Arabia Saudita y de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) al llamado “acuerdo del siglo”

Los ataques golpearon con alta precisión los objetivos y causaron bajas en las filas de la alianza saudita.

Yemen acusa al reino árabe y a sus mercenarios de infringir el acuerdo de paz en Hodeidah con nuevos bombardeos.

Las constantes violaciones de la tregua en Hodeidah provocaron que fuerzas yemenitas lanzaran un misil balístico contra centros militares de la coalición saudita.

El movimiento popular de Ansar Allah dice cumplir con su parte de dicho pacto y acusa a las fuerzas apoyadas por Arabia Saudita de incumplir sus compromisos con el acuerdo de alto el fuego y retrasar su implementación.

Según el texto de la resolución, aprobada por unanimidad este viernes por el mencionado órgano, pide al gobierno del presidente Abd Rabbuh Mansur al-Hadi y al movimiento popular Ansar Allah que “eliminen los obstáculos burocráticos ante el flujo de suministros comerciales y humanitarios, incluido el combustible”.

Un comunicado del Centro de Información de Ansar Allah denunció que las fuerzas agresoras, lideradas por Arabia Saudita, lanzaron un misil y varios proyectiles de artillería en dirección al hotel Al-Etehad en Hodeidah.

Un funcionario de la ONU, que prefiere el anonimato, aseguró que el alto el fuego se aplicará el martes a partir de las cero horas locales, y precisó que la elección del día se debió a razones “operativas”.

El canal de televisión yemenita Al Masirah publicó un vídeo y varias fotos de una operación a gran escala lanzada por las fuerzas yemenitas contra soldados sauditas y mercenarios pagados por Riad en el este de la localidad de Jabal Al-Dud, en la región de Jizan.

Tras una semana de conversaciones de paz en Suecia, las partes enfrentadas en Yemen acordaron un alto el fuego en toda la provincia occidental de Hodeidah, así como la retirada de las tropas de la disputada ciudad portuaria del mismo nombre.